Epidemias

El mosquito japonés que puede traer a España el virus del Nilo Occidental

  • El Aedes japonicus, un mosquito invasor de origen asiático puede transmitir el virus del Nilo Occidental e, incluso otros virus como dengue o chikungunya.

  • Por ahora se ha detectado en Asturias y en zonas de la Cornisa Cantábrica

El mosquito Aedes Japonicus El mosquito Aedes Japonicus

El mosquito Aedes Japonicus

Es pariente del molesto mosquito tigre, el Aedes albopictus con el que ya estamos familiarizados en España, pero este otro es más peligroso. El Aedes japonicus, un mosquito invasor de origen asiático puede transmitir el virus del Nilo Occidental e, incluso otros virus como dengue o chikungunya.

Este insecto fue detectado por primera vez en España en 2018, en el concejo de Siero, en el Principado de Asturias, según informó entonces el Centro de Alertas Sanitarias (pdf) que dirige el doctor Fernando Simón. En el comunicado publicado hace dos años se indicaba que el hallazgo se había producido gracias a la plataforma ciudadana Mosquito Alert, creada para luchar contra mosquitos vectores de enfermedades.

El Aedes japonicus es nativo de Corea del Sur, Japón, Taiwán, Sureste de China y Rusia, pero se ha ido expandiendo a nuevas áreas geográficas desde la década de 1990. En Europa fue detectado por primera vez en 2000 en el norte de Francia (Normandía, Orne) y, posteriormente, se ha identificado en varios países del centro y norte de Europa. En América, se estableció en EEUU en los años 90 y se ha detectado también al sur de Canadá.

En el momento de la emisión del informe (2018) se consideró que el riesgo de transmisión autóctona de enfermedades asociadas a este vector era en ese momento muy bajo para España.

Situación del Aedes Japonicus en Europa Situación del Aedes Japonicus en Europa

Situación del Aedes Japonicus en Europa

Sin embargo, en los últimos meses, como apuntan el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) en su última actualización, se aprecia que el Aedes Japonicus está claramente establecido en Asturias y que se está extendiendo por la Cornisa Cantábrica.

Aunque no está muy claro cómo este mosquito se ha ido expandiendo por el mundo, las primeras investigaciones apuntan al comercio de neumáticos y a que su movilidad no es fulminante, pero sí puede ser rápida entre regiones con climas propicios. En principio el clima de Asturias o del resto de la Cornisa Cantábrica no tiene mucho que ver con el andaluz, y tampoco las explotaciones ganaderas (que intervienen en su asentamiento en determinados entornos) andaluzas son equiparables, pero si el SARS-CoV-2 nos ha enseñado algo es que toda precaución es poca.

¿Qué es el virus del Nilo Occidental?

Como indica la OMS en su web, el virus del Nilo Occidental puede causar una enfermedad mortal del sistema nervioso y se mantiene en la naturaleza mediante un ciclo que incluye la transmisión entre aves y mosquitos. Puede infectar a los seres humanos, los caballos y otros mamíferos. No hay vacuna, por lo que en caso de detectarse en una comunidad hay que extremar las medidas de seguridad.

La infección del ser humano suele ser el resultado de las picaduras de mosquitos que se infectan cuando pican a aves infectadas. El virus pasa a las glándulas salivales del mosquito, que cuando pica puede inyectar el virus a los seres humanos y los animales, en los que luego se multiplica y puede causar la enfermedad.

Se transmite también por el contacto con otros animales infectados o con su sangre u otros tejidos. Se han producido casos de infección en seres humanos por trasplantes de órganos, transfusiones sanguíneas y la leche materna y un caso de transmisión transplacentaria de la madre al hijo.

Hasta la fecha no se ha confirmado ningún caso de transmisión de persona a persona por el contacto social ordinario; tampoco se ha producido la transmisión del virus al personal sanitario cuando se toman las precauciones ordinarias de control de infecciones.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios