Volcán de Cumbre Vieja

Una nueva colada se dirige al mar en paralelo a la principal

Los científicos desplegados en la isla de La Palma ya están vigilando la aparición de una nueva colada que se originó la pasada noche en la zona del cono secundario, y que discurre en estos momentos hacia el mar, de forma paralela a la colada principal.

El director del Área de Vigilancia Volcánica del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), Luca D'Auria, ha indicado en declaraciones a Radio Canaria que si bien no parece una colada muy grande, sí está piniendo en riesgo zonas que antes no se habían visto afectadas por la lava.

Los científicos esperan que no sea una colada muy extensa y que no tenga una vida muy larga. Luca D'Auria indicó que esta evolución del campo de lava es normal y tiene un comportamiento que depende mucho de la temperatura, por lo que si un lado de la colada se enfría, puede ralentizarse, haber un solapamiento de coladas, romper brechas y la colada puede salir por otro lado.

D'Auria añadió que es una evolución continua que no es posible prever a corto o medio plazo. Lo único que se puede hacer es monitorizar la situación y hacer previsiones cuando haya nuevos cambios como éste, pero hasta que no se sobrevuele la zona no se sabrá cuál es la extensión, la velocidad y la dinámica de esta nueva colada.

80 millones de metros cúbicos de material

El nuevo volcán de La Palma ha emitido desde que comenzó su erupción el pasado 19 de septiembre 80 millones de metros cúbicos de material, más del doble que el Teneguía (1971) en la mitad de tiempo.

El dato lo ha avanzado el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, tras la reunión de la comisión mixta para la reconstrucción de La Palma, quien ha indicado que la erupción del nuevo volcán es "mucho más agresiva", emite "mucha más cantidad de magma" y también la afección es mayor que la del Teneguía.

Torres ha pedido extremar las precauciones y seguir las recomendaciones de los cuerpos y fuerzas de seguridad, y ha subrayado que esta "situación de catástrofe" debe culminar "sin un daño personal".

El presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata, ha comentado por su parte que el director técnico del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca) le ha trasladado que existe preocupación por el curso que seguirá la nueva colada surgida este viernes hacia al mar y que ha ensanchado hacia el norte el río de lava. La previsión, ha ahondado Zapata, es que se acabe uniendo a la colada preexistente.

Fragmentos de hasta un centímetro a 3,3 km de distancia

Por otra parte, las explosiones del volcán han arrojado durante toda la pasada noche cenizas y pequeños fragmentos de escoria volcánica que alcanzan un centímetro de diámetro en el mirador de la Iglesia de Tajuya, situada a 3,3 kilómetros del cono eruptivo.

La carretera principal que comunica de este a oeste la isla de La Palma a través de la Cumbre Vieja, la LP3, amanecía este viernes cubierta de nuevo por escoria volcánica a pesar de los esfuerzos del Cabildo por mantenerla limpia con barredoras.

En esta zona de la Palma, una de las más próximas a la erupción, siguen cayendo de forma intermitente pequeños fragmentos de material volcánico -lapilli o picón- sobre todo después de cada explosión o cuando el viento dirige el penacho de cenizas hacia el norte.

El cono principal del volcán presenta este viernes en su decimotercer día de erupción una imagen ligeramente diferente, en la que además de la emisiones de lava y el penacho de ceniza, se observa una especie de niebla de gases blanca que sale del lateral del cono en su parte más alta y se desplaza pegada al suelo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios