Cursos de verano Pablo Olavide 2021

“Los archivos señalan que las catedrales americanas querían imitar a la de Sevilla”

  • María Ángeles Fernández explicó en Carmona las transferencias entre Sevilla y América

“Los archivos señalan que las catedrales americanas querían imitar a la de Sevilla”

“Los archivos señalan que las catedrales americanas querían imitar a la de Sevilla” / Redacción

María Ángeles Fernández Valle, del Departamento de Geografía, Historia y Filosofía de la Universidad Pablo de Olavide estuvo presente en el curso sobre Las artes en el Reino de Sevilla durante el barroco. En razón de sus centralidades y periferias, que la universidad ha llevado a cabo esta semana en su sede en Carmona.

¿Qué hay de América en Sevilla en 2021?

–Hay muchísimo. El primer estudio o de los primeros que se tiene es de un mejicano que se llamaba Genaro Estrada, el cual publica en 1937 una obra llamada El arte mejicano en España. A partir de ahí, hay muchísimos estudios que se van desarrollando y, fundamentalmente, en los años 90, el tema coge mucha fuerza por la EXPO del 92. También, fue muy importante la Exposición Iberoamericana de 1929 para las redes que se estaban desarrollando en ese momento y que han estado o están investigando numerosos estudiosos de la Universidad de Sevilla y otros centros. La del 29 no sólo ayudó a conectar desde el punto de vista político, sino que los intelectuales también establecieron sus redes.

¿La influencia de Sevilla en América se diluyó en medio del concepto del imperio español?

–Sin lugar a dudas. Sobre eso, ya Morales Padrón trató en sus numerosas publicaciones, así como otros. Hay mucha documentación sobre el impacto de Andalucía y, en concreto, de la ciudad de Sevilla en América. Estamos hablando de la Nueva York de la época. Tuvo un impacto en el siglo XVI porque en 1503 se crea la Casa de la Contratación y eso va a ayudar mucho al posicionamiento de la ciudad. También, la ciudad tuvo mucho impacto en el imaginario en los siglo XVII y XVIII. D e hecho, en América hay documentación, así como en el Archivo de Indias, donde hablan sobre el deseo de las catedrales americanas de imitar a la sevillana. No sólo por el valor constructivo, sino por el valor que supondría para las ciudades que se estaban desarrollando en el otro lado del Atlántico. Luego, esto no se va a desarrollar así arquitectónicamente, aunque el diseño y las formas de la catedral hispalense no se llevaron a América.

¿Hay algún país donde se puede ver la influencia de Sevilla o son distintas ciudades y lugares repartidos por todo el continente?

–Hay muchos rincones. Por ejemplo, en Méjico, en Nueva España, está la ciudad de Puebla. Hay construcciones que nos llevan a Sevilla.Otros casos son la antigua Ciudad de Méjico, Lima, Quito...son muchas las referencias. Y esto sucede porque cuando vienen los investigadores americanos a estudiar en los archivos señalan que se enamoran de la ciudad y la sienten muy suya. Desde peruanos, colombianos o ecuatorianos sienten Sevilla muy de cerca. Además, ven el contraste con Madrid porque aquí se sienten como en casa. Existe una sinergia que es muy similar y que pasa cuando vamos allí y paseamos por centros históricos que nos recuerdan a ciudades andaluzas. Las transferencias culturales fueron múltiples y no me atrevo a determinar un espacio sólo sino muchos rincones.

¿Fue toda España la que transfirió los avances de la época a América o, sobre todo, las regiones de Andalucía y Extremadura?

–Fundamentalmente fueron estos territorios pero hay que entender que Sevilla era una ciudad multicultural, no una urbe de andaluces propiamente. Aquí vivían genoveses, alemanes, portugueses, americanos, es decir, que estamos hablando de una Sevilla multicultural. Hay unas nuevas generaciones que, con el tiempo se van a desarrollar, pero que vienen de esas mezclas de personas que se están dando dentro de la ciudad. El hecho clave de la creación y el desarrollo de la Casa de la Contratación va a provocar un avance a nivel económico y, también, cultural.