Lupina Iturriaga, fundadora y Co-CEO de Fintonic

"Los marketplace y la independencia son el futuro de los servicios bancarios"

  • La responsable de Fintonic, una de las empresas fintech con más proyección, analiza en El Cubo el reto de la transformación digital del sector financiero

“A los usuarios de servicios bancarios hay que cuidarles, porque no se nos ha cuidado mucho en el pasado” “A los usuarios de servicios bancarios hay que cuidarles, porque no se nos ha cuidado mucho en el pasado”

“A los usuarios de servicios bancarios hay que cuidarles, porque no se nos ha cuidado mucho en el pasado” / Guillermo Aguilar

La transformación digital del ámbito financiero es una auténtica palanca de cambio para su futuro y el principal reto al que se enfrentan las empresas para el 32% de sus directivos, según datos del último Barómetro de Innovación Financiera de Funcas.

En España existen más de 300 fintech dedicadas a diferentes verticales: inversión, préstamos, divisas, inversión o neobancos, entre otras especializaciones. Una cuestión esencial de la que Andalucía Open Future (la iniciativa de la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de la Junta de Andalucía y Telefónica para el fomento del emprendimiento tecnológico e innovador en la región) ha querido hacerse eco, con el objetivo de entender cómo se han visto modificados aspectos tan relevantes como los modelos de negocio, la relación con el cliente, la adaptación a las nuevas necesidades o el lanzamiento al mercado de nuevos productos financieros.

El Cubo fue el escenario del encuentro Transformación digital en el sector financiero, ¿revolución o necesidad?, en el que se han dado cita algunas de las empresas líderes de un sector que, en España, representa a más de 300 compañías dedicadas a diferentes verticales: inversión, préstamos, divisas, inversión o neobancos, entre otras especializaciones. Lupina Iturriaga, fundadora y Co-CEO de Fintonic y referencia cuando se habla de las fintech en Europa, participó en este encuentro, en el que analizó los aspectos clave de esta aplicación de finanzas personales que está revolucionando el mercado internacional, con presencia en España, Chile y México.

Fintonic captó hace unos meses 19 millones de euros y está valorada en 160 millones, unas cifras que muestran la evolución de la empresa (nació para los usuarios en 2012) hacia el “servicio financiero ideal”, como asegura la propia Lupina Iturriaga.

-¿Qué es exactamente Fintonic ahora, siete años después de su nacimiento?

Cuando creamos Fintonic teníamos claro que debíamos convertirnos en el servido financiero ideal, y así hemos evolucionado desde 2012 para los usuarios. Empezamos ayudando a la gente a organizar su dinero, permitiendo que pudieran tener todos sus bancos y tarjetas en un mismo lugar y recibir alertas que nadie daba sobre descubiertos o comisiones (el año pasado ahorramos más de 14 millones de euros en comisiones a nuestro usuarios desde la aplicación). Empezamos con esta primera misión de ayudar a los clientes de servicios bancarios a organizar su dinero y hemos ido evolucionando poco a poco: además de tener bajo control ellos a los bancos, y no al revés, hemos ido incorporando funcionalidades, como la posibilidad de analizar y comparar sus recibos de seguros, de energía y otros servicios con el objetivo de ayudarles a reducir sus gastos garantizándoles que tengan mismas coberturas, solo revisando sus tarifas.

A mí misma, por ejemplo, Fintonic me avisó de que gastaba 600 euros más en alarmas que la media de la gente. También hemos trabajado para mejorar el acceso a la financiación de nuestros usuarios, informándoles sobre su Finscore, un índice que les informa sobre cuál es su perfil crediticio, qué tipo de interés y condiciones se merecen, y permite que puedan acceder directamente desde Fintonic a un marketplace de préstamos con las mejores condiciones.

Para nosotros lo más importante es la independencia. Decir de verdad al usuario lo que es realmente es bueno para él. No queremos colocar nuestros productos ni cobrar comisiones: Queremos ayudar. Cada una de las funciones que vamos incorporando en la aplicación responde a ese objetivo de contribuir a que la gente tome las mejores decisiones con su dinero, facilitarles el trabajo y, en definitiva, un poco la vida. Nacimos con la intención de zarandear el mundo de las finanzas, cambiar el mundo financiero, lo establecido, y creo que lo estamos consiguiendo.

Lupina Iturriaga es CEO de Fintonic Lupina Iturriaga es CEO de Fintonic

Lupina Iturriaga es CEO de Fintonic / Guillermo Aguilar

-¿Dónde se encuentra Fintonic dentro del panorama de las fintech?

-Queremos ser mucho más que un banco. En realidad estamos más cerca de un modelo de marketplace que de una entidad financiera. Colaboramos con ellos, por supuesto, pero nuestro centro es el usuario, sea del banco que sea. El mundo financiero es pesado, lento y completo, así que tratamos de hacerlo más sencillo, dando un servicio financiero de ayuda y, por qué no, también beneficioso para ellos.

-¿Cómo han cambiado las fintech el sector financiero español?

-Cuando empezamos en Fintonic ni siquiera existía el término fintech. Ahora son muchos los servicios incluidos en este concepto. Algunos realmente colaboran con los bancos, otros son de su propiedad, otros plantean desafíos puntuales, buscando solución a problemas o situaciones concretas.

Son distintas iniciativas, cada cual plantea la suya, y aunque no sabemos en diez años cuál o cuáles van a dominar el mercado, lo que está claro es que los que van a estar en el centro serán los usuarios, los clientes finales. Por eso al final los bancos se convertirán en proveedores de productos. No es bueno ser juez y parte, ofrecer solo tu producto. De ahí nuestra apuesta por ser independientes, estar aliados con los usuarios y buscarles lo mejor, sea o no lo nuestro.

-¿Cuál será el futuro de los servicios bancarios?

-Los marketplace y la independencia. Que cada cliente pueda tener lo mejor para él sin necesidad de casarse con nadie. El cliente tiene que estar en el centro, recibir lo mejor y que no se la cuelen. Cuidarles, porque no se nos ha cuidado mucho en el pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios