El tiempo en Sevilla

Las borrascas de enero en España, creadas por los ríos atmosféricos

Ríos atmosféricos, las autopistas del cielo tras las borrascas en España

Ríos atmosféricos, las autopistas del cielo tras las borrascas en España

Varias borrascas atravesaron España durante el mes de enero, con numerosas precipitaciones, nieves y fuertes vientos. Destacó, sobre todo, Filomena. Sin embargo, hubo otras como Gaetan, Hortense, Justine e Ignacio. El doctor en Física, Jorge Eiras, ha señalado que estos cinco fenómenos arrastraron un río atmosférico evidente en su génesis. 

Los ríos atmosféricos son autopistas aéreas de miles de kilómetros de longitud y transfieren inmensas cantidades de vapor de agua desde las regiones tropicales hasta las latitudes medias. Eiras ha explicado que en el invierno, la atmósfera es menos húmeda, más dinámica que en el verano y España y Portugal reciben tres o cuatro ríos atmosféricos cada mes procedentes del golfo de México. 

Las regiones donde estos ríos atmosféricos tienen mucha incidencia y llueve tanto son Galicia y Portugal. Eiras ha comentado que hay lugares gallegos donde entre el 50 y el 60 por ciento de la precipitación en la estación invernal está relacionada con ríos atmosféricos leves. Asimismo, ha destacado que estos ríos, que han desarrollado una notoriedad en los últimos años, se caracterizan por ser regiones muy alargadas y estrechas, con miles de kilómetros de largo, unos cientos de ancho y una enorme cantidad de agua.

Grandes vías de humedad

La naturaleza de los ríos atmosféricos provoca que funcionen como grandes vías que distribuyen la humedad desde las húmedas y cálidas regiones subtropicales y tropicales hacia el resto del planeta. A pesar de ello, este fenómeno no contribuyó a la formación de la borrasca Filomena. Eiras ha comentado que para explicar Filomena, se necesita todavía tiempo y simulaciones climatológicas concluyentes para determinar con precisión dónde se evaporó toda esa humedad que descargó de forma tan excepcional en forma de nieve en amplias zonas del interior del país.

Los ríos se localizan a 10-15 kilómetros de altitud y, en el interior de ellos, hay una masa ingente de humedad que acarrean en sus dos primeros kilómetros. Cuando los ríos tocan tierra y, sobre todo, en Galicia, Portugal y Asturias, interactúan con la orografía descargando en esa zona toda la precipitación que acarrean. Eiras ha destacado que la nieve dejada por Filomena es inusual en Madrid porque la ciudad está ubicada en latitudes más bajas.

En las fases más intensas, los responsables de precipitaciones extremas en los meses de invierno pueden provocar situaciones peligrosas, dejando un impacto económico y social negativo en las regiones afectadas por ellos, mientras que, en sus versiones más leves, tienen beneficiosos y esenciales para la salud hidrológica.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios