La Maestranza | Primer festejo de la Feria de San Miguel Calerito sufre una cornada grave y Rafael González despunta

  • El sevillano es herido por el cuarto en la axila izquierda

  • El madrileño da una vuelta tras fuerte petición de oreja

  • El salmantino Antonio Grande, de vacío

  • Novillada de Villamarta, bien presentada y en conjunto complicada

Calerito fue herido en la axila izquierda por el quinto novillo de la tarde. Calerito fue herido en la axila izquierda por el quinto novillo de la tarde.

Calerito fue herido en la axila izquierda por el quinto novillo de la tarde. / Víctor Rodríguez

Como comienzo del menú de la Feria de San Miguel –llevábamos sin alimento taurino en La Maestranza desde el pasado julio–, tuvimos como primer plato una novillada picada que se saldó con apuntes interesantes de una terna formada por el madrileño Rafael González, el sevillano Calerito y el salmantino Antonio Grande. El sevillano fue herido por el quinto, sufriendo una cornada en la axila izquierda. El madrileño despuntó y dio una vuelta al ruedo en el cuarto tras fuerte petición de oreja. Por su parte, el salmantino se marchó de vacío.

Con alrededor de media entrada en tarde calurosa y un minuto de silencio por el banderillero sevillano Andrés Luque Gago, recientemente fallecido, el público vivió todo tipo de emociones en un festejo en el que en lo artístico no se alcanzaron grandes cotas en gran medida por las dificultades, en su conjunto, del ganado de Villamarta, bien presentado.

Calerito, con el peor lote, no se arrugó en ningún momento. al quinto, un auténtico regalito, lo recibió con una larga cambiada de rodillas en la que tuvo que tirarse a la piscina para no ser herido. En los lance de pie fue desarmado y el novillo, con el capote en la cara durante muchos segundos, cabeceó muchísimo y desarrolló sentido. El novillo llegó a la muleta con una enorme violencia, con la cara por las nubes y además se rajó de inmediato. Calerito parecía estar en un concurso de cortadores de leña porque el animal, con una guasa tremenda, lanzaba hachazos por doquier. Casi al término de la labor, en la que el sevillano abusó de pases por alto, la fiera le enganchó por una axila junto a tablas. El torero quedó colgado varios segundos del asta, con el público con el corazón encogido. Las asistencias se lo llevaron de inmediato a la enfermería.

Calerito, con su primero, que se defendía a cabezazos, había logrado una meritísima tanda con la derecha con la virtud de la ligazón. Acabó en un arrimón, pinchazo y estocada para recibir una ovación.

Rafael González estuvo a punto de cobrar un trofeo, que la presidencia denegó en el cuarto de la tarde, un castaño, de buenas hechuras, bajo, con brío en su salida y que derribó en el primer encuentro. Un ejemplar de muy buena embestida, el mejor de la tarde. El madrileño, con mando, le bajó la mano en una faena de buen nivel por ambos pitones. Le sobró un tramo final encimista con el novillo ya sin la misma entrega. Mató de estocada y pese a la fuerte petición de oreja, el palco presidencial denegó el trofeo.

Con el que abrió plaza, bien hecho, distraído de salida y manso, que acometió sin celo y buscando las tablas, González realizó una labor entonada que comenzó de rodillas con la diestra, por donde logró lo mejor en una tanda con muletazos de mano baja. Con la izquierda apenas tuvo opción y fue arrollado sin mayores consecuencias. Mató de estocada bien ejecutada para ser ovacionado.

El salmantino Antonio Grande dejó la impronta de un torero que tiene un gran sentido del temple. Con el colorado tercero, sin fuerzas apuntó buenas verónicas. El novillo se desplomó en el inicio de la faena y el torero pergeñó un trasteo interesante, aunque faltó transmisión por la falta de motor del animal. Mató al primer envite y fue ovacionado.

Con el sexto, manejable, con escaso recorrido y falto de clase, Grande volvió a demostrar buenas maneras en una labor voluntariosa.

Este primer plato del serial de San Miguel se nos atragantó por la cornada al joven sevillano Calerito y ofreció en la cara amable una sólida actuación del madrileño Rafael González.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios