Vivir

Más de 70 aspirantes para la tercera edición de 'Maestros de la Costura'

Cásting de 'Maestros de la costura' / JUAN CARLOS VÁZQUEZ

'Maestros de la Costura' arranca de nuevo. La tercera edición del popular programa televisivo ha reunido este miércoles en el Hotel NH Collection de Sevilla a más de 70 candidatos de distintos lugares de España en un guiño a la ganadora de la pasada convocatoria: Rosa, la sevillana que tras diez intensas semanas compitiendo consiguió alzarse con el primer premio.

Las edades de los candidatos son muy dispares, pero la predisposición, la formación y la pasión por la costura los equipara. Todos los candidatos recalcan la "ilusión" con la que afrontan el concurso. Esther González, responsable de casting Shine Iberia, ha recalcado además la "tradición" que existe en Andalucía por este ancestral oficio frente a otras regiones de España. "En esta comunidad hay una tradición por un lado folclórica, por otro religiosa y otras veces es simplemente la tradición de coser para la casa, tradición que se ha perdido en otras comunidades pero que aquí se mantiene. De aquí han salido concursantes magníficos que todos conocemos". 

También ha querido destacar el elevado número de personas apuntadas. "Este año ya hemos superado las 12.000 personas y aún continúa el casting abierto. Andalucía es la comunidad autónoma con más solicitudes que hemos tenido". Los jueces del concurso seguirán siendo los diseñadores Lorenzo Caprile, María Escoté y Alejandro Gómez Palomo.

Algunas de las candidatas muestran sus prendas. Algunas de las candidatas muestran sus prendas.

Algunas de las candidatas muestran sus prendas. / Juan Carlos Vázquez

Además, los organizadores ha recalcado las similitudes con Masterchef, el programa de cocina que tanto éxito está cosechando en TVE. "Sabemos que la cocina levanta pasiones, pero no sabíamos que la costura fuera un mundo parecido. Cuando coséis para ustedes mismos o para otra persona estáis haciendo un acto de creación muy especial, que es lo que levanta la pasión. Esto es lo que hace que no sea lo mismo que cualquier otra actividad, sino algo muy diferente". 

Pero qué sería de un programa de tales características sin la impronta de sus concursantes, que son los que a fin de cuentas le dan relevancia a 'Maestros de la Costura'. Rosario es una de las candidatas con más experiencia en el mundo de la costura. Con 81 años es una de las aspirantes que atesora más recorrido. Nacida en Écija, ha vivido en distintos puntos de la geografía española -condicionado por los destino de su marido militar- y en estos momentos reside en Málaga.

"Con 17 años empecé a coser para la calle. Con 20 años me hice mi traje de novia y me casé. Yo creo que lo que puedo aportar es mucha experiencia", ha recalcado emocionada Rosario.

Rosario muestra algunas de las prendas que ha realizado a lo largo de su vida Rosario muestra algunas de las prendas que ha realizado a lo largo de su vida

Rosario muestra algunas de las prendas que ha realizado a lo largo de su vida / Juan Carlos Vázquez

"Yo nunca he cogido la máquina eléctrica, yo he sido de coser a mano", recordaba entre risas. Cuando es preguntada por sus aspiraciones, confiesa que siempre ha querido hacer los "patrones de centímetros". "No sé por qué pero siempre ha sido una ilusión". 

Rememora también cómo aprendió a coser advirtiendo que "no aprendió de nadie". "Yo no he aprendido de nadie, lo que he cosido ha sido porque lo he aprendido yo". Precisamente por ello, solo con poder asistir al casting, ya se muestra feliz: "Sólo con lo que da un casting, poder vivirlo, ya soy feliz. Es una ilusión enorme poder estar aquí". 

Rocío, residente en Bollullos del Condado, es otra de las candidatas a esta nueva edición de 'Maestros de la Costura'. "Estaba más nerviosa ayer que hoy", bromea evocando que, desde "pequeñita", le había interesado el mundo de la moda y la costura. "Desde pequeñita había visto a mi madre coser y, realmente, lo que era jugar con las muñecas no me motivaba en absoluto".

"A mí lo que me gusta realmente es crear y diseñar. Hacer algo que a los demás les guste me fascina", continúa Rocío mientras prepara sus prendas. "La primera prenda que hice fue para una muñeca, pero la primera real fue un disfraz de carnaval. De hecho, a lo que me he dedicado últimamente es hacer disfraces de carnaval".

Otra de las participantes, Matilde, procedente de Motril, empezó en el mundo de la costura "ya casada". "Cuando mi hija tenía unos 10 o 12 años empecé a hacer algunas cosillas", comparte entre risas reconociendo que la razón de fondo era más que pragmática: "¡La ropa de los niños estaba carísima!".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios