CONCIERTO Concierto de AC/DC en Sevilla, todos los detalles

Vivir en Sevilla

Barra Baja o comer en un puesto de mercado

La coctelería es uno de los puntos fuertes de Barra Baja.

La coctelería es uno de los puntos fuertes de Barra Baja. / M. G.

En el número 14 de la calle Javier Lasso de la Vega, en pleno centro de Sevilla, acaba de abrir sus puertas Barra Baja, el restaurante de los chefs Patri Moliner y Rafa Liñán. Una cocina 100% de producto con un nuevo enfoque de "mercado" que nace de la experiencia, técnica y espíritu creativo de sus creadores, que además tiene la tierra andaluza y sus sabores como punto de partida.

El nombre del establecimiento hace alusión a la distribución de la cocina, que es abierta y frente a los ocho comensales que se sienten en su barra baja con sillas. Además, el restaurante cuenta con mesas distribuidas por el espacio donde pueden almorzar o cenar hasta un máximo de 24.

Los chefs Patri Moliner y Rafa Liñán

Barra Baja restaurante es el proyecto gastronómico más personal de los jefes de cocina Patri Moliner y Rafa Liñán. Ambos se formaron juntos en los fogones del restaurante de Dani García, Calima, y han trabajado posteriormente en las cocinas de reconocidos restaurantes como Estimar, de Rafa Zafra en Barcelona, Cambio de Tercio, con Alberto Criado como chef ejecutivo en Londres, o Heart Ibiza, de los hermanos Adrià y Guy Laliberté, entre otros.

En 2016 llegan a Sevilla para entrar al frente de la cocina del restaurante María Luisa, ubicado en el Hotel Mercer Casa Palacio Castelar. Será en el año 2019 el momento en la que comenzarán a gestar su propio proyecto, el restaurante Barra Baja.

Los chefs de Barra Baja, Patri Moliner y Rafa Liñán. Los chefs de Barra Baja, Patri Moliner y Rafa Liñán.

Los chefs de Barra Baja, Patri Moliner y Rafa Liñán. / M. G.

La cocina de Barra Baja y sus "puestos"

Como si de puestos de un mercado se tratase, la carta está organizada por "puestos" pudiendo encontrarse platos dentro de las siguientes especialidades: Ostrería, Frutería y Verdulería, Pescadería, Carnicería y, por último, de Dulcería. Con ello, Moliner y Liñán buscan priorizar ante todo el producto, es decir su calidad, su frescura y también su procedencia, ya que toda la materia prima tiene su origen en tierras andaluzas, sus costas y sus campos.

La organización en la carta es un guiño al cliente, con el que se pretende rompe el orden preestablecido de platos para dar rienda suelta a la hora de disfrutar la oferta gastronómica propuesta en Barra Baja.

La carta está organizada por "puestos", como el de pescadería. La carta está organizada por "puestos", como el de pescadería.

La carta está organizada por "puestos", como el de pescadería. / M. G.

Sus platos también destacan por su calidad creativa, tanto en los emplatados como en las técnicas de preparación empleadas, que beben de grandes profesionales como, por ejemplo, el Carpaccio de cigalas, inspirado en El Bulli.

Vinos y coctelería

En los vinos destaca una selección de blancos, tintos y generosos de la tierra, aunque también podrán degustarse otras especialidades y cavas cuidadosamente seleccionados.

La oferta de bebidas en mesa y barra se completa con un servicio de coctelería con una carta creada por José Hidalgo, que ha obtenido importantes reconocimientos internacionales, como ser Finalista Nacional de Art of Italicus 2019 o estar dentro del Top 50 World Class Diageo Iberia. En ella se podrán degustar combinaciones creadas con vinos de la tierra, una sorpresa para los sentidos y el acompañante perfecto de los platos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios