Gastronomía y Arte Un viaje gastronómico

  • Aníbal by Origins se presenta como un restaurante en el que están presentes los cinco continentes, tanto en la mesa como en la decoración

Honorio Aguilar y Rafael Toribio, dos de los socios responsables de Aníbal by Origins. Honorio Aguilar y Rafael Toribio, dos de los socios responsables de Aníbal by Origins.

Honorio Aguilar y Rafael Toribio, dos de los socios responsables de Aníbal by Origins. / Víctor Rodríguez

La gastronomía no deja de sorprender. Su concepto ha evolucionado tanto que se ha logrado pasar del simple hecho de degustar un plato a aglutinar diversas experiencias y sensaciones alrededor de una mesa. Pensado para los espíritus más aventureros, viajeros y urbanitas y muy encaminado a ese nuevo concepto gastronómico, llega a Sevilla el restaurante Aníbal by Orginis. Ubicado en una casa señorial de la calle Madre de Dios, este espacio se presenta como un viaje visual y culinario por los cinco continentes. Con un mes de andadura, este espacio es la nueva apuesta del grupo Global Origins, un proyecto común de Rafael Toribio, Estanislao Martínez y Honorio Aguilar. Este último es responsable con su estudio de arquitectura (Estudio Honorio Aguilar) de la reforma del espacio.

De fachada blanca e imponentes dimensiones, Aníbal by Origins se sitúa en una casa de principios del siglo XX obra del arquitecto Jacobo Gali Lassaletta (responsable del Palacio Yanduri, el edificio de la sede de la Fundación Cámara de Comercio o la Real Maestranza de Artillería). De estilo historicista pero con un concepto arquitectónico poco común en la Sevilla clásica de la época, esta casa señorial presentaba muchas opciones a la hora de establecer distintos espacios gastronómicos. Para rebajar su sobriedad, desde el Estudio Honorio Aguilar han apostado por las grandes estancias en tonos blancos con un interiorismo colorido responsabilidad de Lucernario. La luz natural juega un papel muy importante, creando sensaciones de estar al aire libre a pesar de estar en una zona interior.Con una entrada al emplazamiento a través de lo que antaño fuera el garaje, el comensal se encuentra primero con una zona de barra típicamente sevillana. Allí puede picotear y disfrutar de la estancia para luego dejarse sorprender por el resto del restaurante. A través de una cortina, con la que se genera inquietud y expectación, el comensal accede al resto de estancias de la planta. Divididas en base a las diferentes culturas del mundo, en ella se pueden degustar platos más elaborados, que guardan relación con la interculturalidad del espacio y forman parte del viaje sensorial.

Un grupo de comensales junto a dos piezas de Cristina Ybarra. Un grupo de comensales junto a dos piezas de Cristina Ybarra.

Un grupo de comensales junto a dos piezas de Cristina Ybarra. / Víctor Rodríguez

En cuanto a la gastronomía, en Aníbal by Origns apuestan por una cocina internacional adaptada al sevillano. Los sabores de Andalucía se internacionalizan y los sabores de mundo se vuelven autóctonos en la carta. La base de la elaboración de los platos radica en un viaje al origen del mismo, a cuándo empezó a cocinarse y cómo era su elaboración. El resultado son platos como el salmorejo de centolla, el brioche Aníbal, el ceviche criollo de corvina o las croquetas de jamón en tempura, además de arroces al gusto y la tabla de quesos andaluces (maridados con vinos de Jerez).

Con idea de prolongar el viaje del comensal por los cinco contienes, en Aníbal ofrecen desayunos, aperitivos, almuerzos, sobremesas y cenas y cuentan con un servicio de coctelería. Además, hacen una apuesta por la cultura albergando en sus instalaciones exposiciones, tertulias o presentaciones, entre otros y todos sus salones están disponibles para eventos y celebraciones personales.

Más información: Abierto de 13:00 a 00:00, a partir de la semana próxima de 08:00 a 01:00. Reservas en el teléfono 672 448 578 o en info@anibalrestaurant.com

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios