Vivir

Inmersión antioxidante en el caldo de uva tinta

  • Los baños árabes Aire de Sevilla suman a sus instalaciones el primer baño de vino, disponible a partir del próximo 15 de mayo

Comentarios 1

Los baños árabes de la calle Aire presentaron esta semana su nueva experiencia Baño de Vino, de la mano de Carlos Moro, presidente y fundador del Grupo Matarromera, y Armando Prados, CEO y socio fundador del Grupo Aire. De esta forma, los clientes de Aire de Sevilla tendrán a su disposición a partir del próximo viernes 15 de mayo un nuevo y seductor ritual basado en las innumerables propiedades que confieren los polifenoles de la uva tinta de la Ribera del Duero y los activos acondicionadores con los que está formulado el Baño de Vino Esdor.

Este producto, diseñado en exclusiva para el Grupo Aire por Esdor, la marca de cosméticos del Grupo Matarromera y su departamento de I+D, es el fruto de un arduo proceso de investigación que ha durado un año y medio. El resultado es un concentrado que, mezclado con el agua a una temperatura constante de entre 36 y 38º C, consigue proporcionar a la piel un efecto antioxidante (anti-edad), purificante y tonificante así como una textura tersa y brillante.

Esta singular experiencia discurre en una sala que ha sido habilitada especialmente en la planta baja de Aire de Sevilla para acoger un brocal de un antiguo pozo veneciano convertido ahora en un baño con capacidad para dos personas. Realizado en mármol blanco, este brocal data de fines del siglo XVI y está compuesto a su vez por seis piezas que adoptan una forma de trébol.

La decoración de la sala se complementa con dos paneles verticales que reúnen en total cerca de 1.500 botellas de vino vacías. Además, y para terminar de crear una atmósfera ideal que invita a una relajación máxima, el espacio está iluminado con decenas de velas y cajas de vino repletas de racimos de uvas y hojas de parra.

Los clientes que contraten este viaje de sensaciones disfrutarán de un total de dos horas de relax físico y mental incluyendo: un recorrido termal por toda la casa pasando por distintas estancias con baños a diferentes temperaturas con estancias en el hammam, el baño de mil chorros, el baño caliente, templado y frío y el placer de abandonarse flotando en el baño de sal; un fabuloso masaje de 45 minutos efectuado en la nueva sala de masajes bajo un artesonado mudéjar del siglo XVII; un baño de vino (siempre en privado y de manera individual o en pareja). El tiempo total de estancia en el baño de vino es de 25 minutos, de los cuales, 15 se dedican a un masaje craneal con una mascarilla capilar ultra hidratante. Durante la experiencia, se incluye también la degustación in situ de una copa de tinto crianza Matarromera 2011. Por último, y a modo de despedida, los clientes serán conducidos a la azotea para gozar de último baño al aire libre y con vistas frontales a la Catedral y la Giralda.

El precio por persona para disfrutar de esta experiencia, siempre previa reserva, es de 95 euros de lunes a viernes y de 99 euros los fines de semana. No obstante, también estará disponible como complemento al resto de experiencias Aire bajo un incremento de 30 euros (de lunes a viernes) y de 35 euros (sábados y domingos).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios