Vivir

Los escenarios del Nuevo Mundo

  • La Consejería de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía ha editado 'Cuaderno de paseo por la Sevilla de Magallanes' con motivo del V centenario de la primera circunnavegación de la Tierra

La gesta que emprendió Fernando de Magallanes allá por 1519 -y que culminó Elcano a bordo de la nao Victoria en 1522- con el objetivo de realizar una expedición a las islas de las Especies marcó uno de los episodios más importantes de la historia de la Humanidad. Tal singladura tuvo a Sevilla como ciudad protagonista de sus preparativos. Ahora, los lugares, los personajes, los acontecimientos y los escenarios sevillanos vinculados con la primera vuelta al mundo hace unos 500 años pueden conocerse de una manera detallada y atractiva gracias al Cuaderno de paseo por la Sevilla de Magallanes que la Consejería de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía ha editado y distribuido, entre otros ámbitos, a los guías turísticos de la provincia.

Destacan en este característico cuaderno las ilustraciones que adornan la publicación, imágenes que crean una singular atmósfera de la época y que trasladan en el tiempo a quien la porta cinco siglos atrás. En este relato histórico lleno de recreaciones no faltan unos cuidados y detallados textos que sirven de guía para emprender cada una de las cuatro rutas en las que se divide el libro. Cuatro itinerarios que acercan en bloques -tras una introducción histórica- a los barrios y proximidades de la capital de aquel tiempo.

La Sevilla de Magallanes. La Sevilla de Magallanes.

La Sevilla de Magallanes. / FUENTE: Junta de Andalucía. GRÁFICO: A. Lubián (Dpto. de Infografía)

Con la primera ruta, El corazón de la aventura, la guía se aproxima a esos primeros años en los que Magallanes se puso al servicio del rey Carlos. Corre 1517 y las calles y principales emplazamientos del centro de la ciudad son los protagonistas. Así, el punto de partida de este itinerario es la Puerta de Jerez, un área del recinto amurallado en plena transformación a principios del XVI. Como testigo de aquel tiempo queda la capilla del colegio fundado en 1506 por Maese Rodrigo. Sigue el recorrido por la plaza de la Contratación, así llamada por la Casa del mismo nombre que controlaba el tráfico ultramarino. El paseo continúa por el Real Alcázar, donde Magallanes y su empresa tuvieron una estrecha relación. Conocer la Sevilla de la época es conocer el barrio de Santa Cruz. En la parroquia de Santa María tuvo su morada Magallanes. Al otro lado de la Catedral, la Plaza de San Francisco, donde se ubicaba el ya desaparecido monasterio donde el suegro del viajante pidió ser enterrado. Dirección Catedral (otro punto de interés en la visita), sus gradas eran un hervidero de gentes. Un escaparate de la sociedad de la época. Esta primera ruta concluye en el Archivo de Indias, guardián de la documentación más relevante de las posesiones de ultramar y la hazaña.

Con el título de Puerto y puerta de Nuevos Mundos, el segundo trayecto se centra en los edificios de su histórico puerto fluvial, donde se evoca el escenario donde se materializó el embarque, el alistamiento de la tripulación o el recibimiento tras haber circundado el Mundo. La ruta transita por las torres de la Plata y del Oro por el Arenal, las Atarazanas y el arrabal de la Carretería, hasta el de la Cestería y el puente de Triana.

El barrio marinero, Triana y la Victoria dan nombre al tercer recorrido. Aquí se describe la importancia del barrio ribereño en la puesta a punto de las naves de la expedición, la vida cosmopolita del arrabal y sus artesanos, así como el faro devocional de Magallanes, el convento de la Victoria. El puente de barcas, el Castillo de San Jorge o la Iglesia de Santa Ana son recogidos con todo lujo de detalles en la guía.

Cierra esta vuelta a la ciudad de Magallanes la ruta Sevilla adentro, por la ciudad imperial. Aquí se invita al paseante a conocer esos otros escenarios que conforman el contexto real de la aventura. En primer lugar, se traza una ruta que atraviesa el casco histórico, desde los aledaños del Alcázar hasta la puerta de la Macarena, a lo largo de un eje por el que solían hacer sus entradas las comitivas de la realeza. En el segundo eje trazado se apuntan a dos salidas por la periferia y a importantes monasterios cercanos al trayecto del Guadalquivir que enlazaba Sevilla y Sanlúcar de Barrameda. Un paraje crucial del principio y el fin de la travesía de Magallanes y Elcano.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios