Cuentos clásicos

...Y la madrastra ayudó a Cenicienta a preparar una coreografía para el baile

  • Los periodistas palaciegos Manuel Calvente y Kike de los Reyes presentan la versión en inglés de sus Cuentos clásicos para niñas y niños de hoy 

  • El volumen que publicaron hace dos años lleva más de 3.000 ejemplares vendidos en España y México 

  • Sin renunciar a la fantasía y al mundo mágico, las historias se adaptan a las familias y a la realidad de los niños en el siglo XXI 

Una niña leyendo la adaptación al inglés de Cuentos Clásicos para niñas y niños de hoy. Una niña leyendo la adaptación al inglés de Cuentos Clásicos para niñas y niños de hoy.

Una niña leyendo la adaptación al inglés de Cuentos Clásicos para niñas y niños de hoy. / M. G.

¿Se imaginan un cuento de la Cenicienta en el que la madrastra ayuda a la protagonista de la historia a vestirse y a preparar una estupenda coreografía para triunfar en el baile?

Ese es uno de los sorprendentes giros de guión, sobre la base de las historias de toda la vida que se han leído a los niños (Blancanieves, Caperucita Roja...), que se recogen en el libro Cuentos clásicos para niñas y niños de hoy, que firmaron hace ya dos años Manuel Calvente y Kike de los Reyes, vecinos de Los Palacios y en ambos casos expertos en comunicación institucional, con ilustraciones de la gallega María Villarino.

En este tiempo han vendido más de 3.000 ejemplares en México y en España y ahora han sacado la versión en inglés, con traducción de Laura Moreno Santo-Rosa: Classic Tales for Today’s Children, realizada por la editorial Mr. Momo. El pasado miércoles se presentó en Sevilla, en la Casa del Libro de Viapol. 

Durante el acto, Manuel Calvente Soult recordó que la inspiración del libro surgió al "jugar a los cuentos", con sus hijas y observando cómo éstas modificaban la actitud de las princesas, para convertirlas en protagonistas "activas".

Los autores, durante la presentación en la Casa del Libro de Viapol, flanqueando al periodista Andrés Ocaña, que les presentó. Los autores, durante la presentación en la Casa del Libro de Viapol, flanqueando al periodista Andrés Ocaña, que les presentó.

Los autores, durante la presentación en la Casa del Libro de Viapol, flanqueando al periodista Andrés Ocaña, que les presentó. / M. G.

"Nos hizo ver la necesidad de hacer versiones de unos clásicos que quedaban muy anticuados, tanto que la mayoría de madres y padres acabamos inventándonos nuestros propios cuentos, y eso es precisamente lo que hemos querido hacer", señaló.

Por su parte, Kike de los Reyes López explicó que que han intentado "coger los aspectos que chirrían de estos cuentos clásicos y darles un giro", claro está, sin renunciar a la fantasía y al mundo mágico infantil, princesas, lobos, madrastras y hadas viven de forma natural con valores como la igualdad de género y la responsabilidad personal, así como la diversidad racial y la imagen de las familias actuales.

Con esta iniciativa pretenden reforzar la idea de que "no es normal que aún se sigan leyendo cuentos donde las protagonistas se limiten a ser besadas para salvarse o donde el objetivo final sea casarse con un príncipe al que acaban de conocer", añadió Calvente.

"Hay muchas cosas que se arreglan desde la base, con la lectura y la educación, y con este libro queremos aportar nuestro granito de arena", remarcó De los Reyes.

Porque "la popularidad universal de estos clásicos, el hecho de que los encuentres en todas las casas, hacía mucho más necesaria esta revisión, desde nuestro punto de vista. Ojalá venga Disney a preguntarnos, sería asegurar la popularidad de la nueva Cenicienta o la nueva Blancanieves, y sobre todo que lleguen esos valores cívicos, y en muchas ocasiones de puro sentido común, que hemos pretendido imprimir en estas adaptaciones", apostilló Calvente.

Otra novedad que presentan estos cuentos es la diversidad de los personajes: Cenicienta es una chica afroamericana, Blancanieves tiene referencias asiáticas y el padre de Caperucita Roja es de origen latino. Con ello buscan "mostrar lo que es normal en el día a día: la diversidad en las familias, en las escuelas o simplemente cuando paseamos por la calle, y alejarnos de los tópicos asociados a estos cuentos".

Cada cuento, además, se dedica a una mujer cuya vida cambió para mejor la de muchas personas, como  Rosa Parks, por desobedecer ante una injusticia; Yuyu Tu, por encontrar la respuesta en los libros; e Irina Sendler, por ser inteligente y muy valiente y así salvar a miles de niñas y niños. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios