Vivir

La pintura como transición y cambio

  • Antonia Blanco expone en la Sala Gonzalo Bilbao del Ateneo hasta el 30 de mayo

La búsqueda del paisaje y su reinterpretación es una constante en la obra de Antonia Blanco, una pintora jiennense afincada en Sevilla, docente e investigadora que transforma la Sala Gonzalo Bilbao del Ateneo en una reinvencion abstracta donde la realidad se sugiere a través de colores, formas y texturas. Casi una treintena de obras donde poder ver cómo las técnicas o los formatos envían un mensaje directamente a la emoción del visitante. Pintura en madera, impresiones digitales intervenidas con pinturas o pequeñas piezas de collage ayudan al visitante a descubrir un paisaje continuamente reinterpretado.

Son creaciones abstractas reunidas bajo el título Transiciones: de lo real a lo imaginario donde Antonia Blanco parte de la realidad del paisaje hacia un mundo imaginario donde a través del color y la composición se busca una sugerencia formal. "La exposición también es el resultado de una evolución personal. Mis primeras obras eran más oscuras, ahora busco mayor espacio en la pintura". Antonia Blanco muestra en estas obras este interés por explorar la creación artística a través del paisaje cambiante.

Una constante en su trabajo es la búsqueda de nuevos paisajes mediante el dibujo, la pintura y la fotografía. Para ello ha realizado residencias de investigación artística en Lincoln, en Tucson y en Reno, gracias a becas concedidas por la Universidad de Sevilla.

Sus estancias en los estados de Nebraska, Arizona y Nevada le han proporcionado una interpretación del paisaje muy enriquecedora que refleja en sus trabajos.

La obra expuesta en el Ateneo es un reflejo de la importancia de la abstracción dentro de su lenguaje artístico y del interés en la experimentación como instrumento para entender la condición estética y narrativa de la naturaleza. Todo ello tamizado por unas composiciones que están más en el plano de la sugerencia y la insinuación que en el de mostrar la realidad tal y como es.

Para conseguirlo, Antonia Blanco se esfuerza continuamente en entender y mostrar a los demás el paisaje a través de la creación, un proceso en el que lella misma llega a formar parte de la naturaleza. En su obra hay una continua necesidad de descubrir nuevos paisajes alrededor del mundo, algo que se refleja en la propia búsqueda de su paisaje interior, haciéndolo suyo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios