Moreno cree que la reforma educativa llevará a una sociedad de los sesenta

  • Afirma que el recorte creará una sociedad "de dos velocidades" en una materia que para "Andalucía tiene mucha relevancia".

Comentarios 2

La consejera andaluza de Educación, Mar Moreno, ha asegurado que la reforma educativa que plantea el Gobierno es "segregadora" y supone una "marcha atrás", lo que llevará a una escuela y una sociedad "de los sesenta". Moreno se ha expresado en estos términos antes de participar en la Conferencia Sectorial de Educación, donde el ministro del ramo, José Ignacio Wert, está presentando a los consejeros autonómicos la propuesta inicial de reforma de la enseñanza no universitaria.

La consejera ha afirmado que va a escuchar lo que diga el ministro, pero que llega con una "honda preocupación" después de conocer la propuesta que ha enviado el Gobierno a las comunidades. A su juicio, con el borrador del anteproyecto se están dando "pasos atrás" y se está provocando una situación "muy grave" para la educación. Asimismo, ha dicho que tiene la sensación de que con unos presupuestos "que son de los sesenta" y esta ley se va a llegar a una "escuela de los sesenta" y "una sociedad de los sesenta". Esto desembocará, a juicio de Moreno, en "una sociedad con dos autopistas: una para los que van a tener acceso fácil y cómodo, y otra con obstáculos para la inmensa mayoría, para los hijos de la clase media trabajadora".

Para Moreno, esta reforma responde a unos "modelos superados y del pasado", lo que hace que Andalucía la vea con "gran preocupación" al ser consciente del papel "transformador tan importante que ha tenido la educación pública". " Para nosotros, la igualdad es un aspecto clave", ha apostillado la consejera, quien ha criticado que aquellos que dicen "que sobran alumnos de la universidad están pensando en los hijos de los demás". Ha subrayado en esta línea que se trata de una norma "de obstáculos" y "segregadora que va a hacer que los españoles vayan a dos velocidades".

En su opinión, no sólo se trata de que el Gobierno escuche a las autonomías, sino a toda la sociedad y a la comunidad educativa. Por ello, ha mostrado su convencimiento de que esta reforma va a provocar una "amplia contestación" en el momento que la gente conozca los efectos que tendrá. Moreno ha defendido la igualdad de oportunidades y ha abogado por una sociedad "formada y crítica", frente a un modelo que con "12 o 13 años te ponga un sello y te mande al fracaso escolar o al mercado laboral sin cualificación". "El futuro no va por ahí", ha agregado la consejera andaluza, quien además ha apostado por una formación profesional "adecuada" y que no sea asimilada al fracaso o las dificultades socioculturales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios