Las familias de dos fallecidos en un atropello piden 12 años al conductor

  • El procesado había ingerido alcohol y arrolló a los chicos, que arreglaban un ciclomotor

Las familias de dos jóvenes que murieron atropellados en la carretera de Torremolinos a Málaga en septiembre de 2006, mantuvieron ayer la petición de 12 años de cárcel y 10 de retirada de carné para el conductor, al que acusan de dos homicidios imprudentes, de un delito de lesiones y de otro de omisión del deber de socorro.

El juicio quedó visto para sentencia en el Juzgado de lo Penal número 6 de la capital. Los hechos sucedieron el 11 de septiembre de hace dos años, cuando el procesado conducía su coche con sus facultades físicas y psíquicas "notablemente disminuidas, dada la previa ingestión de numerosas bebidas alcohólicas", señala el escrito del fiscal. Según el letrado que representa a las familias, David Armada, una hora más tarde del siniestro el conductor presentaba una tasa de alcohol en la sangre de 1,37, "por lo que seguramente en el momento del accidente era mayor".

Según el escrito de la Fiscalía, el conductor perdió el control del vehículo, invadió el arcén y golpeó a dos jóvenes, que se encontraban allí junto a otros tres amigos intentando arreglar uno de los ciclomotores que se había estropeado. El choque provocó la muerte inmediata de los dos chavales, de 17 y 18 años de edad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios