Cardo, o cómo debutar con cuatro goles fuera

  • Se cumplen 30 años del Zaragoza-Sevilla (1-4) con póquer de Pintinho y presentación de Francisco.

Mientras en estas mismas páginas en el día de ayer se recordaba que el Sevilla de Marcelino es el menos goleador de la historia fuera de casa en quince jornadas disputadas, con sólo tres tantos siendo dos productos de sendos penaltis, hoy precisamente se cumplen 30 años de uno de los partidos más recordados por la afición nervionense por sus muchas connotaciones. Fue el debut de Manolo Cardo, un entrenador que marcaría una época llevando a Europa a un Sevilla con pocos recursos; fue el debut también de Francisco López Alfaro; y el jugador estrella fue Pintinho, autor de los cuatro goles con que el Sevilla venció en La Romareda (1-4).

Fue el 13 de diciembre de 1981. Cardo sustituía a Miguel Muñoz y lo hacía a lo grande, con una victoria preñada de goles y una gran actuación de todo el equipo y, en especial, de Francisco y de Pintinho, aunque el partido del de Osuna también se recuerda por todo lo que fue después en un centro del campo en el que primaba la calidad y que completaba la inteligencia y alma de estratega de Juan Carlos.

Lo curioso del caso es que Cardo, en un partido de visitante, logró más tantos que Marcelino en siete.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios