Cocos en todos los bombos

  • El Sevilla conocerá hoy en Mónaco sus rivales en la fase de grupos de la Champions · El Girondins de Burdeos, en el tercer bombo, y el Wolfsburgo, en el cuarto, rivales a evitar por el cuadro de Jiménez

El Sevilla encara el sorteo de la Champions desde un privilegiado lugar en el bombo uno como cabeza de serie, hecho que le impedirá enfrentarse a los a priori mejores equipos del continente. Su coeficiente UEFA de 100.853 le coloca como el séptimo favorito en la previa de la búsqueda de rivales para una competición que se inicia el 15 de septiembre con los primeros duelos.

El conjunto de Manuel Jiménez estará en el primer bombo junto a Barcelona, Liverpool, Chelsea, Manchester United, Milan, Arsenal y Bayern Múnich. Todos ellos quedan fuera del camino del Sevilla en la fase de grupos de la máxima competición europea. Pero las dificultades pueden llegar si el destino decide cruzar la trayectoria del equipo hispalense con algunos escollos de los otros tres bombos. Partiendo de la premisa de que no existe rival pequeño en la Liga de Campeones, el nuevo formato ha dado cabida a la inclusión de algunos nombres que suenan poco a nivel internacional, como el Unirea Urziceni de Rumanía o el Debreceni de Hungría, ambos ubicados en el cuarto bombo, aunque los bombos dos y tres no dejan resquicios para la ausencia de prestigio en sus figurantes.

Sin opciones de medirse a conjuntos ingleses (todos en el bombo uno), el Sevilla mira a los italianos como los principales equipos a evitar en el bombo dos, con la Juventus y el Inter como grandes huesos en el sorteo. La Juventus ya demostró en la Peace Cup las señas de su potencia, mientras que el Inter de Mourinho y Eto'o volverá a ser un eterno aspirante a conquistar Europa. Junto a ellos, el muy reforzado Olympique de Lyon se presenta como otro rival a esquivar por su potencial ofensivo y su buen comportamiento en sus últimas participaciones en la fase de grupo. Oporto, AZ Alkmaar y CSKA Moscú no serían malos acompañantes, aunque los números indican que el Glasgow Rangers es el más débil de ese segundo bombo.

El tercer grupo de bolas también dejará un invitado de nivel en el grupo sevillista. El Girondins de Burdeos, campeón francés, se presenta como un duro adversario de la mano de un Laurent Blanc que apuesta por el fútbol atrevido con Gourcuff como gran seña futbolística. El Olympique de Marsella también sería un rival de altura, al igual que Stuttgart y Fiorentina, situados a un nivel inferior de los grandes de Alemania e Italia pero igualmente peligrosos. Las miradas hispalenses buscarán a Besiktas, Dinamo Kiev y Olympiacos como compañeros de viaje, aunque los griegos aspiran a dar batalla esta temporada con buen proyecto.

El cuarto bombo dictará sentencia y podrá convertirse en pesadilla si el papel muestra el nombre del campeón alemán. El Wolfsburgo es el gran equipo a evitar en ese grupo de débiles por su calidad y la presencia de hombres como Grafite, Misimovic y Dzeko, con lo que la dinámica de coeficientes colocó a los bávaros como el gran peligro del sorteo. El otro coco sería el Rubin Kazan, campeón y actual líder de la liga rusa. El Sevilla tampoco vería con buenos ojos un nuevo encuentro con el Standard Lieja belga, con el que ya sufrió en la pasada Copa de la UEFA. Apoel, Maccabi Haifa, Zúrich, Rubin Kazan son otros aspirantes a compartir grupo con los hispalenses como cuarto figurante, además de los ya mencionados Unirea Urziceni y Debreceni.

El Foro Grimaldi de Mónaco será el escenario del arranque del calendario futbolístico europeo con un sorteo que puede condicionar en gran medida el camino del Sevilla en esta nueva edición de la Liga de Campeones. Por ejemplo, un grupo con Glasgow Rangers, Besiktas y Debreceni resultaría un excelente punto de arranque, mientras que uno junto a Inter, Girondins y Wolfsburgo resultaría un camino muy tortuoso a través del cual buscar los octavos de final. Las dudas se resolverán a partir de las 18:00 horas, cuando el club hispalense conozca a sus tres acompañantes en una ronda de grupos que expondrá sus dificultades en concordancia con el nombre de sus ocupantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios