¿Inventando un nuevo deporte?Una nueva tradición desde OrienteConcierto de Año Nuevo y saltos de esquí

No se sabe muy bien que intentó Madison Keys en su debut en el torneo de Brisbane ante la británica Johanna Konta, a la postre vencedora. Lo normal si la estadounidense trata de darle una patada a la pelota para devolvérsela a su rival. Aún no está permitido.

Los petrodólares sirven para todo y la poderosa economía de Oriente Medio es capaz de exportar nuevas tradiciones para arrancar el año, como es la carrera por el desierto de Arabia de la Liwa Sport Festival: 1.800 metros de polvo y arena a más de 30 grados.

El 1 de enero hay dos cosas que nunca fallan: el concierto de Año Nuevo y los saltos de esquí. El polaco Kamil Stoch logró su segundo triunfo en el 66 Torneo de los 4 Trampolines de Garmisch-Partenkirchen con dos saltos de 135,5 y 139,5 metros. Un vuelo sin motor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios