Baloncesto l Liga ACB

Sábado de reveses para el Cajasol

  • Los triunfos de Estudiantes y León acercan otra vez la zona de descenso

Comentarios 1

"Hay que ir a morder a cada campo y no como hemos hecho en Badalona. Por mucho que condicionara el arbitraje, que desquició a muchos de mis jugadores, parecía que la guerra no iba con nosotros. En cualquier caso, pudimos y debimos pelear mucho más. Y la conclusión de todo, más aún con las victorias de Estudiantes y León, es que hay que ir a muerte a todas las pistas". Analiza Manel Comas, ya frío después del calentón en el Olímpic badalonés, la situación después de una jornada sabatina que arrima la zona de descenso a una victoria y estrecha el cerco de los aspirantes al batacazo tras los tropiezos de Menorca, Fuenlabrada y Grupo Capitol.

La jornada pudo haber sido preparada por un enemigo cajista, pues un triunfo del Fuenlabrada y otro del Grupo Capitol los habría distanciado en la clasificación respecto a los hispalenses, pero también habría supuesto que la fosa de estudiantiles y leoneses sería más profunda, amén de que los pucelanos acuden a San Pablo el próximo fin de semana con la presión, aun teniendo diez victorias, de haber caído con los colegiales y verse envueltos en problemas cuando tenían la salvación a tiro de piedra.

Con diez fechas por delante, a los de abajo les ha dado por poner un punto de emoción al campeonato. A falta de que Gran Canaria, Granada -ambos se miden y por tanto uno sumará una alegría- y Manresa cierren hoy la vigésimo cuarta jornada, el panorama está que arde. Entre los canarios, novenos, y el Cajasol, decimosexto, hay únicamente dos victorias de margen, con ocho equipos implicados en la zona de abajo, sin contar ni a Estudiantes, penúltimo con siete triunfos, ni a Grupo Begar, colista con seis.

Las cuentas, que aunque no haya que echarlas se echan, dicen que el Cajasol tiene que averiguárselas como sea para sacar los cuatro enfrentamientos caseros contra el Grupo Capitol, el Vive Menorca, el Pamesa, el Granada y el Unicaja para respirar tranquilo, aunque sería mucho mejor si derrotase al Estudiantes en Madrid y lo dejara muy retrasado en la clasificación.

En el caso de tropezar en algunos de los compromisos en San Pablo, la mejor opción a domicilio es Murcia, pues el Barcelona, el Tau y el Real Madrid parecen rivales infranqueables para los hispalense, por mucho que los duelos contra los blancos no se les den mal en las últimas campañas.

La actitud tendrá que ser muy diferente a la de Badalona para sacar a flote una nave que iba camino de la salvación, pero que anoche vivió otro susto con los triunfos de Estudiantes y León.

"Hay que ponerse las pilas", insiste Comas, que ya tiene preparada una semana de muchísimo trabajo para sus jugadores después de éstos disfrutasen de dos días de asueto por haber competido el viernes. "A nosotros sólo nos salvan las victorias, porque tenemos averages particulares malos con muchos de nuestros rivales", sostiene el técnico, quien abunda en que "no se puede dejar ni una oportunidad, ni ir a los campos de los grandes con la predicción del resultado hecha".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios