El club bético le impone parte de su equipo de trabajo

  • Torrecilla apuntó a Emilio Vega como secretario técnico, pero los dirigentes impidieron su regreso

Comentarios 2

A la espera de configurar definitivamente su equipo de trabajo, Miguel Torrecilla se ha quedado sin su preferido para la secretaría técnica, tras negarle el club la posibilidad de negociar el regreso de Emilio Vega, quien ya ejerciera en ese cargo durante buena parte de la etapa de Vlada Stosic como director deportivo, según adelantó ayer AS. En un primer momento, los dirigentes béticos habían aceptado la propuesta del salmantino, pero finalmente los movimientos que se han ido produciendo en los pasillos de Heliópolis provocaron la negativa.

La noticia sorprendió al propio Torrecilla, quien ahora deberá consensuar con el club otra alternativa. Las consultas realizadas por este periódico en diversas fuentes apuntan diferentes motivos para impedir la vuelta de Emilio Vega, actual director deportivo del Córdoba. La salida de Vega en septiembre de 2013 se produjo por diferencias con la forma de planificar de Stosic y José Antonio Bosch. Precisamente, en el club verdiblanco apenas quedan personas de esa etapa en los puestos de mando, tras cambiar por completo el consejo en este tiempo, y sólo permanece el abogado de la entidad, José Ruiz Maguillo, una figura con peso en las decisiones deportivas -facilitó la llegada de Eduardo Maciá y también la vuelta del ahora despedido Stosic-, pese a que no aparezca como su cometido.

El hecho de que tenga contrato en vigor y no se hubiera planteado todavía su salida del Córdoba, no querer acudir a personas del pasado o incluso esa mala relación con empleados de la entidad fueron algunos de los motivos con los que se ha intentado justificar esta decisión, que deja a Miguel Torrecilla desautorizado en una de sus primeras decisiones.

De igual forma, el salmantino abordará la próxima semana la configuración final de su equipo de trabajo, que contará con el apoyo de su hermano Juan Antonio, además de los actuales miembros de la secretaría técnica bética, con los que se dialogará para definir sus nuevas funciones, después de que Eduardo Maciá apenas hubiera contado con ellos durante el pasado año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios