Deportes

Más tarea para Torrecilla

  • El club quiere acelerar la fecha de salida de los descartes para que no suceda lo del pasado año El nuevo director deportivo ya analiza la lista de bajas

Comentarios 1

Sin todavía la oficialidad como nuevo director deportivo del Betis, Miguel Torrecilla ya trabaja de pleno en la planificación de la próxima temporada. La primera tarea para el salmantino, aparte del próximo entrenador, será elaborar la lista de bajas en la plantilla bética, con la encomienda de los dirigentes béticos de evitar lo sucedido el pasado verano, cuando el club se vio obligado a apartar a los descartes de la pretemporada, lo que originó situaciones incómodas en el vestuario.

Si las conversaciones con Torrecilla se iniciaron hace semanas, ha sido en los últimos días cuando los dirigentes béticos han acelerado las conversaciones para definir el proyecto. Si el asunto del entrenador también juega un papel destacado -la opción de Juande Ramos se contempla casi como imposible y mientras se espera la decisión final de Quique Setién surgen otras alternativas como el argentino Pablo Guede, según El Decano Deportivo-, Torrecilla ya ha iniciado la revisión de los contratos de los jugadores de la primera plantilla, con la intención de conocer los detalles de los mismos que podrían influir en las rescisiones previstas.

Nada más que finalice el encuentro contra el Getafe, el director deportivo se pondrá manos a la obra para dialogar con los jugadores y analizar cada situación. Eso sí, tanto Torrecilla como los dirigentes béticos ya tienen asumido que deberán destinar una parte del dinero disponible del próximo año para las rescisiones de jugadores.

Los primeros nombres en la rampa de salida ya están en la mente de todos, con los que han disputado menos minutos en esta temporada. Van der Vaart, Digard, Kadir o Xavi Torres entrarían en esa primera criba de futbolistas con contrato en vigor con los que se intentará alcanzar un acuerdo. Luego hay otros casos como el de Portillo, apenas utilizado por Juan Merino, que deberá ser decisión del entrenador, mientras que de los que finalizan su vinculación apenas Dani Giménez, Montoya y Musonda tendrían opciones de continuar, aunque cada caso es distinto -Molinero, Vadillo, Jorge Molina, Van Wolfswinkel y Leandro Damiao no seguirán-.

Con el meta se iniciaron los contactos para su renovación, pero la misma queda aparcada tras la salida de Eduardo Maciá y ahora será Torrecilla quien tenga la palabra, en el caso de Musonda, el Betis ya se ha puesto en contacto con el Chelsea para ampliar su cesión otra temporada, aunque el conjunto inglés será quien tenga la palabra sobre el futuro del belga; más difícil parece la continuidad de Montoya, quien tiene dos años más de contrato con el Barcelona con unos emolumentos imposibles de asumir por el Betis, por lo que habría que esperar los acontecimientos.

Un caso distinto es el de Vargas, quien sí ha participado en 19 partidos de Liga, pero, como informó ayer este periódico, no entra en los planes de futuro del Betis, debido al escaso compromiso exhibido durante el año, por lo que le abrirá la puerta de salida para que acepte alguna de las ofertas que tiene sobre la mesa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios