El método que ampara los triunfos del Sky

  • La aplicación de la informática y la dureza de los entrenamientos, las claves del éxito

Hace tres años, el director técnico de la Federación Británica de Ciclismo, Dave Brailsford, aseguró que se lanzaba un equipo para lograr en cuatro años que un británico subiera por primera vez al escalón más alto del podio de París. Con un año de antelación, Wiggins ha culminado el proyecto del Sky.

Antes del Sky, sólo dos equipos británicos se habían aventurado en el Tour de Francia. El nuevo equipo venía con una mentalidad diferente, una forma de ver y hacer las cosas. El apoyo financiero del canal televisivo Sky le permite disfrutar de un presupuesto de entre 15 y 20 millones de euros, uno de los mayores el pelotón.

Brailsford ha aportado a la carretera métodos de otras disciplinas. Su sistema está basado en una programación específica, diseñada por ordenador, que ha convertido a los ciclistas en conejillos de indias. Al frente de la preparación han situado al australiano Tim Kerrison. Apodado el negrero, por la dureza de sus entrenamientos, Kerrison ha cambiado las costumbres de los ciclistas. Acostumbrados a cuidar de su preparación durante sólo los meses de competición, Kerrison les ha privado de vacaciones invernales.

Los entrenamientos en las faldas del Teide han marcado época, al igual que la aplicación de la informática a la preparación. Wiggins le considera el responsable de la revolución, al haber aplicado al ciclismo métodos procedentes de otros deportes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios