sevilla f.c.

"No me veo jugando allí y menos marcando"

  • Daniel reconoce que le será difícil salir al Sánchez-Pizjuán · "Por respeto a lo que viví, no lo celebraría", asegura

Comentarios 8

Si se marchó llorando en una rueda de prensa de las más emotivas que se recuerdan en el Ramón Sánchez-Pizjuán, no es de extrañar que a Daniel Alves se le escape mañana alguna que otra lágrima cuando escuche a la que hasta hace muy poco era su afición coreando su nombre. Nadie duda que el recibimiento al lateral derecho brasileño será como merecen los grandes y el propio jugador reconoció ayer que está viviendo unos días extraños pensando que se va a reencontrar con una parte muy importante de su vida.

Daniel, en Barcelona, habló en el día de ayer tratando de hacerse a la idea de lo que vivirá en Nervión con motivo de la visita de su actual equipo. Será ovacionado, saludará a amigos y ex compañeros, técnicos, jugadores, médicos, fisioterapeutas, empleados del club... Luego sonará el pitido inicial desde el silbato del árbitro y todo cambiará. El de Juazeiro reconoce que le será "difícil" jugar ante su ex equipo y en la que fue su casa durante cuatro años y medio. El internacional brasileño desveló que traerá varias camisetas del Barcelona para regalar a varios compromisos de amigos y ex compañeros y que le extrañaría si una parte de la afición sevillista le recibe con críticas -algo que no se espera que ocurra-, ya que el sevillismo recuerda todo lo que le ha dado al club y que se marchó dejando en la tesorería una cifra que supera los 32 millones de euros. "Por lo que he conseguido allí, mucha gente me respetará. De todos modos, estoy preparado para lo que venga", puntualizó.

El ahora lateral derecho del Barcelona espera vivir un momento entrañable. "Es muy especial para mí el partido del sábado, sobre todo por todo lo que he vivido y he aprendido allí. Será difícil porque prácticamente toda mi vida como profesional la he pasado en Sevilla, y ahora tener que enfrentarme a los que fueron mis compañeros es diferente", comentó.

Daniel quiso agradecer al Sevilla "todo cuanto me ha dado" y prometió que si marca un gol en el Sánchez-Pizjuán no lo celebrará. "No me imagino jugando allí y menos marcando. Por respeto, no lo celebraría. Por respeto a todo lo que viví en Sevilla, donde pude crecer como persona y como profesional". El brasileño añadió que el club nervionense "siempre tendrá un lugar en mi corazón" y que será complicado para él jugar ante su ex equipo, por eso apuesta por "hacer el trabajo independientemente de los sentimientos".

No diferencia el futbolista si disfruta más en el Barça de lo que lo hacía en el Sevilla. Afirma que es diferente y, como ya ha comentado varias veces, el fútbol que practican es distinto. "Viví momentos muy lindos en Sevilla y los estoy viviendo en el Barça", dijo, afirmando después que en Nervión recurría con más frecuencia al juego directo, "incluso desde el centro del campo, porque Kanoute las bajaba todas", mientras que en el Barcelona "se juega más al toque y con mayor combinación".

Será un alivio para el Barcelona que no juegue Jesús Navas, en opinión de Daniel uno de los jugadores más determinantes del Sevilla. "Será una baja importante para el Sevilla, ya que uno de sus fuertes es el juego por las bandas, así como de sus dos atacantes, Luis Fabiano y Kanoute, dos jugadores que en cualquier momento pueden chutar a puerta", precisó.

Para combatir al conjunto blanco, Daniel cree que el Barça debe hacer su juego: "Nosotros tenemos nuestras características y nuestra manera de jugar y no creo que se tenga que cambiar". El brasileño está convencido de que, "al igual que nosotros estamos preocupados de la fuerza que tiene el Sevilla, estoy seguro de que ellos también están preocupados por la fuerza que tiene el Barcelona", aunque confiesa que ve a su ex equipo muy fuerte y candidato a cualquier cosa. "Hay que estar muy concentrados porque delante habrá un gran equipo. Para el Sevilla es muy especial y la motivación es tremenda. Para contrarrestarlo tenemos que estar al máximo".

Por último, Daniel, que coincidió con Del Nido anoche en un programa de la radio oficial del Sevilla, Quédate a mi lado, que resultó simpático y cuajado de anécdotas, dijo en su comparecencia en el Camp Nou que su equipo se juega mucho a partir de ahora. "Son los cuatro partidos teóricamente más difíciles, bonitos de jugar, pero sólo tenemos que estar satisfechos si ganamos todos los puntos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios