España registrará su cuarto mejor año turístico con 56,8 millones de viajeros

  • El destino cumplirá con las previsiones con subidas del 8% tanto en llegadas como en gasto, según el informe Coyuntur del IET · El nuevo ministro se fija como meta consolidar el flujo de turistas llegados de países árabes

El turismo español está a punto de cerrar un buen año para el sector. Según recoge el boletín trimestral de coyuntura turística que elabora el Instituto de Estudios Turísticos (IET), Coyuntur, correspondiente al tercer trimestre del año, España cerrará el ejercicio con 56,8 millones de turistas en caso de seguir la tendencia de crecimiento en la demanda extranjera. Este dato supone un incremento del 8% respecto al año anterior, que ya registrara un repunte del 1%, y un aumento del 8% del gasto realizado.

De cumplirse las expectativas, el turismo en España vivirá su cuarto mejor año, ya que los ingresos por turismo superan ya los logrados en 2010. No obstante, aún están lejos los 59 millones de visitantes de 2007, año récord.

El informe señala, no obstante, que estas cifras próximas a las registradas antes de la crisis se basan en gran parte a los efectos de la Primavera Árabe y el posterior trasvase de viajeros hacia España. Pero advierte de que la inestabilidad política en el Norte de África "no se va a prolongar mucho tiempo más" y recomienda el impulso de políticas "de fidelización del cliente, que trate de recuperar ciertos colectivos que abandonaron hace años las vacaciones en España y las sustituyeron por su disfrute en sitios alternativos".

En este sentido, el nuevo ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, aseguró ayer que, entre las principales tareas que le ha encomendado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se encuentra la fidelización de los turistas llegados a España como consecuencia de las revueltas sociales del Norte de África.

Soria explicó que para conseguir que el turismo se convierta en "uno de los motores principales de la economía española" trabajará tanto para los subsectores más maduros, haciendo referencia al turismo de sol y playa, como para el resto de modalidades turísticas.

El Banco de España, por su parte, considera que los últimos indicadores publicados respecto al turismo apuntan a "una moderación del elevado dinamismo" mostrado por el sector desde mediados de 2010, según asegura en su último Boletín Económico ayer.

La institución presidida por Miguel Ángel Fernández Ordóñez indica que las entradas de turistas extranjeros en noviembre aumentaron un 3,6% interanual, frente al alza del 8% registrada en octubre, y las pernoctaciones de no residentes crecieron un 6,2%.

El tirón del verano permitió batir récord en agosto y septiembre, tendencia al alza que se mantuvo en octubre y que se ralentizó en noviembre. Así, España recibió 54 millones de turista extranjeros hasta noviembre, lo que se traduce en una mejora del 7,7%, con un gasto de casi de 50.000 millones de euros, un 8,1% más. El gasto medio por turista se sitúa en 929 euros, un 0,2% más, mientras que el gasto medio diario alcanza los 102 euros de promedio, un 3,9% más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios