Perfil: Mario Conde, el hombre que dijo que vivíamos por encima de nuestras posibilidades

  • El ex banquero, detenido por un presunto delito de blanqueo de capitales, se ha dedicado desde el 2005 a dar conferencias y escribir libros después de su paso por prisión a causa del caso Banesto.

Comentarios 1

El 21 de enero de 2010, Mario Conde escribía en su blog: "Ahora se reconoce lo evidente: hay que reducir los salarios al no poder devaluar". Era el título de un artículo en el que el banquero, detenido este lunes por un presunto delito de blanqueo de capitales, señalaba contundente: "No hay mas solución que reducir salarios comparativos en relación con Europa". "Mientras esto no se acepte, seguiremos viviendo por encima de nuestras posibilidades", sentenciaba el ex banquero que ha sido arrestado por supuestamente repatriar desde Suiza el dinero que saqueó de Banesto.

Desde que en el año 2005 consiguiera el tercer grado de régimen penitenciario, Mario Conde se dedicó a dar conferencias y escribió el libro Memorias de un preso en el que relata los años de su vida en prisión. En 2010 presentó Los días de gloria, donde relata sus memorias, y en el mismo año escribió Economía y espíritu donde conjuga dos aspectos de la vida humana: la económica y la espiritual. En 2011 publicó De aquí se sale una reflexión de por qué se había llegado a la crisis económica de 2008-2014, y en 2013 presentó su libro, La hora de la sociedad civil, en el que analizaba la situación económica de España y buscaba soluciones en la movilización ciudadana, así como alternativas a la crisis.

Además de la faceta de escritor, Mario Conde hizo incursiones en la política, la última, entre los años 2011 y 2013 cuando presidió el Comité Ejecutivo del partido político Sociedad Civil y Democracia. Años antes, en el 2000, realizó otra incursión política al presentarse a las elecciones generales bajo las siglas del Centro Democrático Social (CDS) consiguiendo 23.576 votos. 

Conde se hizo conocido en los década de 1980 por hacerse con relativa rapidez primer accionista y más tarde presidente del Banco Español de Crédito (Banesto), a los 39 años de edad. Su carrera empresarial, presentada en los medios como brillante y modélica, se vio truncada en diciembre de 1993 por el escándalo financiero conocido como caso Banesto, por el que fue condenado a 20 años de prisión por el Tribunal Supremo.

Ante los problemas que arrastraba el Banco Español de Crédito, que presentaba un agujero patrimonial de alrededor de 450.000 millones de pesetas (2.704 millones de euros), el 28 de diciembre de 1993 el Banco de España, cuyo gobernador entonces era Luis Ángel Rojo, intervino la entidad y destituyó a su Consejo de Administración, sustituyéndolo por un nuevo consejo provisional para asegurar la estabilidad y el futuro del banco.

A partir de 1994 Mario Conde tuvo que hacer frente a varios procesos judiciales relacionados con lo que se denominó caso Banesto. En el primero de los casos a los que se enfrentó, el juicio Argentia-Trust, fue condenado en marzo de 1997 a seis años de prisión por apropiación indebida y falsedad en documento mercantil, por retirar de Banesto 3,6 millones de euros (600 millones de pesetas), que en un primer momento fueron ingresados en una cuenta suiza de la sociedad Argentia Trust (una compañía fantasma de Conde); el Tribunal consideró en su sentencia que Conde dispuso de bienes del Banco que le correspondía administrar sin dar ninguna respuesta apropiada y coherente sobre su uso.

El 31 de marzo de 2001 la Audiencia Nacional le condenó a catorce años por los delitos de estafa y apropiación indebida por el caso Banesto, y le obligó a devolver 7.200 millones de pesetas a la entidad bancaria. Las defensas recurrieron al Supremo, y Conde evitó la cárcel con una fianza de 500 millones de pesetas.

El 29 de julio de 2002 el Tribunal Supremo aumentó las penas, siendo condenado a 20 años de cárcel. Además, Conde, junto a otros directivos del Banco, fue condenado a pagar a Banesto 7.200 millones de pesetas (43,27 millones de euros). Cumplió su condena en la cárcel de Alcalá-Meco. A partir de 2005 obtuvo el tercer grado de régimen penitenciario, que le autorizaba a solamente dormir en la cárcel.

El 9 de octubre de 2012, durante el transcurso de la campaña electoral autonómica gallega, en la que Conde se presentaba como candidato al Parlamento de Galicia por Sociedad Civil y Democracia (SCD), la Audiencia Nacional, por medio del juez Fernando Grande-Marlaska, ordenó el embargo de cinco fincas situadas en diferentes lugares de España que, según el juez, le pertenecían, en ejecución de la sentencia del año 2000 del Caso Banesto.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios