Los partidos minoritarios piden ayuda al Rey para no compartir grupo con Amaiur y UPyD

  • Las formaciones creen que un grupo mixto con demasiados diputados no sería operativo ni eficaz, aunque es la Mesa del Congreso la que debe tomar la decisión.

Comentarios 10

La mayoría de los partidos minoritarios con representación parlamentaria han pedido al Rey que interceda para garantizar que Amaiur y UPyD tengan grupo parlamentario propio en el Congreso y evitar un grupo mixto formado por numerosos diputados porque no sería operativo ni eficaz. Así se lo han trasmitido al Rey algunos portavoces en la ronda de consultas que el monarca ha abierto con los partidos para proponer un candidato a la Presidencia del Gobierno en la sesión de investidura de la próxima semana. Una amplia agenda en la que el Rey también ha podido escuchar de boca del representante de ERC, Alfred Bosch, que este partido quiere salirse del Reino de España y que, en aras de la transparencia, las cuentas de la Familia Real deben fiscalizarse.

Preocupados por la posibilidad de que el grupo mixto se convierta en una "jaula de grillos", en palabras del representante de Equo-Compromis, Joan Baldoví, los portavoces han pedido la mediación del monarca conscientes, no obstante, de que la decisión la debe adoptar la Mesa del Congreso, que precisamente se reúne este jueves para este fin. De todos modos, tal y como ha señalado el portavoz del BNG, Francisco Jorquera, el Rey trasladará al presidente del Congreso, Jesús Posada, la inquietud y preocupación que le han expresado los partidos minoritarios.

La ronda de consultas ha servido también para constatar la preocupación de don Juan Carlos por el alcance de la crisis económica y sus consecuencias para los ciudadanos, compartida con los representantes de los partidos minoritarios, algunos de los cuales han defendido la necesidad de buscar cauces de diálogo para llegar a acuerdos que permitan salir de esa situación. El diputado de UPN, Carlos Salvador, ha abierto la ronda de consultas en un reunión en la que, según ha explicado, ha coincidido con el Rey en que si todos son capaces de poner en común y tener altura de miras, más allá de las mayorías absolutas, "podremos tener futuro y salir" de la crisis.

Poco después le ha tocado el turno a la portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, quién también ha abordado con el Rey la crisis y la lucha contra el paro, pero, además, ambos se han interesado por sus respectivos estados de salud. Tras la reunión, Barkos se ha referido a la posibilidad de que Amaiur tenga grupo propio, lo que considera razonable, pero ha asegurado que la formación abertzale no se ha dirigido a ella para pedirle que le preste el porcentaje de votos que le falta para conformarlo. Quien no ha comparecido ante los medios ha sido el diputado del Foro de Ciudadanos, Enrique Álvarez Sostres, aunque más tarde ha remitido un comunicado en el que asegura que apoyará "sin contrapartidas" la investidura del líder del PP, Mariano Rajoy, a la vez que ha alertado de los problemas que puede generar un grupo mixto muy numeroso.

A continuación, don Juan Carlos ha recibido al diputado de Equo-Compromís, Joan Baldoví, quien ha pedido al Rey que "interceda en la medida de sus posibilidades para que no se produzca un fraude a la democracia" porque, si no se permite a Amaiur y UPyD formar grupo, el mixto será "una jaula de grillos con 23 personas" interviniendo. También la diputada de CC Ana Oramas ha solicitado la intercesión del Rey en este asunto y ha afirmado que ha visto a don Juan Carlos "profundamente preocupado" por la posibilidad de que los partidos pequeños no puedan ejercer su acción política en el Congreso. En el mismo sentido se ha pronunciado el representante del BNG, Francisco Jorquera, para quien la apuesta clara de los ciudadanos el 20N por un mayor pluralismo político debe reflejarse en la composición de los grupos.

El representante de ERC, Albert Bosch, ha entregado al "señor Juan Carlos" una carta que resume el ideario independentista de su partido y sus iniciativas para garantizar la transparencia en las cuentas de la Familia Real porque, a su juicio, "algo huele a podrido". La primera de las dos jornadas de consultas del Rey con los representantes parlamentarios se ha cerrado con el portavoz de ICV, Joan Coscubiela, quien ha expresado a don Juan Carlos su "profunda inquietud" ante la "fuerte fractura" del pacto constitucional, en términos sociales y de calidad democrática, y le ha pedido que insista ante Rajoy sobre la necesidad de evitar este deterioro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios