A Edurne le puede la presión

  • La relación de la cantante y el futbolista David de Gea ya dura seis años y ha pasado por varias pruebas, pero ésta es la más dura.

Estaba almorzando en un restaurante con su representante, Óscar Taruella, cuando se enteró a través de los medios que su novio, el portero de la Selección David de Gea, había sido implicado en una investigación policial de lo más truculenta. "Se sorprendió con la noticia pero no tiene por qué dudar. No daba crédito" dijo en un primer momento el manager a los medios de comunicación. Éste, bastante decidido, afirmó que le parecía "vergonzoso" que su representada se convirtiera en trending topic en las redes por un asunto que a ella ni le va ni le viene, más allá de lo sentimental claro. "Estamos consultando con nuestros abogados y hablaremos con David para saber hasta qué punto se está dañando la imagen de Edurne", comentó. Tras esto, silencio total hasta el "vamos David, vamos España" que la cantante escribió en Instagram y mensaje tras el cual muchos vieron que ésta apoyaba a su pareja a pesar de todo.

Pero el escándalo sexual del conocido caso Torbe sigue escribiendo capítulos y la presión comienza a afectar a la artista, que haciendo alarde de su profesionalidad se subió el pasado viernes al escenario en el que fue el pistoletazo de salida de su nueva gira de verano, Adrenalina 2016. Sonriente y muy sexy, Edurne lo dio todo y evitó que se le notara el mal trago que está pasando, sobre todo por el atropello mediático que está sufriendo. "Ella nunca se ha metido en este tipo de conflictos, y empieza a erosionarle tanta presión", contó Óscar Taruella ayer en El Programa de Ana Rosa, a lo que añadió: "Los primeros días los llevó como pudo, ahora empieza a ser más molesto".

Una prueba más, quizás la más dura de todas, para la querida pareja, ejemplo (por ahora) de amor a prueba de bombas. Así, la cantante y el futbolista han superado la complicada prueba de la distancia viviendo los últimos años de amor con el avión como único aliado. Si bien no tenían intenciones de  casarse ni de tener hijos por el momento, sí en el futuro, Edurne  y David  de  Gea mantienen una relación muy sólida formando una de las parejas más atractivas y estables del papel couché patrio (y también anglosajón a estas alturas) desde la Navidad del 2010, cuando se conocieron en la grabación de un villancico solidario.

Desde que saltara la noticia, Edurne y De Gea no han tenido ocasión de verse (ella está volcada en sus actuaciones estivales y él en Francia disputando la Eurocopa bajo los palos de España) pero sí que han hablado por teléfono. "No tienen ningún acuerdo para no hablar, pero ella no se siente con ánimo para hacer declaraciones porque no siente que tenga nada que ver con todo esto", ha dicho el representante de la artista, que no acompañó a su novio durante el fin de semana en el entrenamiento que Vicente del Bosque organizó junto a los familiares de los jugadores españoles durante su concentración en Niza. 

"Lo primero ha sido avisar a mi familia. Me conocen de sobra y saben que es falso" contó De Gea en la rueda de prensa que ofreció pocas horas después de saltar la noticia. Entre esas personas está su novia, la que por el momento está soportando la tormenta y sigue segura de su amor. La única verdad por ahora es que a Edurne y a David les espera un verano muy distinto al del 2015, cuando disfrutaron de unas idílicas vacaciones en un país exótico mientras el futuro profesional del jugador ya tenía un pie en Madrid. No pudo ser y el palo fue duro. Ahora se enfrentan a otro bache aún más complicado, y parece que siguen unidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios