Entre las crisis pesqueras y los incendios

  • El ministro tiene varios frentes abiertos en un agosto que se prevé muy intenso

Pendiente de los acuerdos pesqueros con Marruecos y Mauritania, Arias Cañete ha estado rodeado de incendios. "Los medios del Ministerio han sido claves para sofocarlos", asegura. Agosto se prevé muy intenso.

-¿El próximo acuerdo pesquero entre la UE y Marruecos para cuándo estará?

-Aún es pronto para tener fechas. Marruecos hizo saber a la CE sus pretensiones iniciales la semana pasada. Teniendo en cuenta las fechas en que estamos, no se espera que empiecen las negociaciones formales hasta finales de agosto.

-¿Para cuándo el de Mauritania?

-El pasado día 24 comenzó la séptima ronda de negociaciones en Nuakchott, que concluirá en estos días. Confiamos en que se alcance un acuerdo en estas fechas, teniendo en cuenta que el protocolo actual vence el 31 de julio. Las dificultades hasta ahora han estado marcadas por las elevadas exigencias mauritanas tanto en lo que respecta a las condiciones técnicas como a la contrapartida financiera, y tenemos la esperanza de que se puedan equilibrar en esta ronda.

-¿Confía en que el Gobierno de Gibraltar y los pescadores españoles cierren la crisis pesquera?

-Los pescadores de la bahía de Algeciras y las autoridades de Gibraltar han mantenido una larga serie de reuniones para intentar resolver el conflicto. De momento, estas negociaciones no han dado los frutos deseados y los pescadores se han fijado la fecha del 30 de julio como límite para obtener una respuesta positiva de las autoridades gibraltareñas. El Gobierno seguirá apoyando, como hasta ahora, a los pescadores en su reivindicación de faenar en las aguas en las que lo han hecho tradicionalmente.

-¿Comparte los criterios medioambientales que quiere introducir Gibraltar?

-Las actividades pesqueras son plenamente conformes con la legislación española y comunitaria. Sorprende la introducción de criterios medioambientales por parte de las autoridades gibraltareñas, cuando están permitiendo la realización de actividades extremadamente peligrosas como el trasvase de crudo en el mar o los movimientos de tierras, que afectan gravemente a la composición del lecho marino.

-¿El Plan Hidrológico reactivará viejas tensiones territoriales?

-No debería ser así. La intención no es otra que promover la suscripción de un gran Pacto Nacional del Agua que nos permita, con la colaboración de todos, asegurar el suministro de agua en suficiente cantidad y calidad, con el acuerdo de apoyo solidario de todas las comunidades autónomas. Este pacto será de larga duración, tendrá carácter estratégico y vertebrador para todo el territorio nacional.

-¿La cláusula anti Algarrobicos superaría un recurso ante el Constitucional?

-Esta cláusula se basa en un instrumento extraordinario previsto en la Ley de Bases de Régimen Local, que permite la suspensión administrativa de los actos y acuerdos de las entidades locales que atenten gravemente al interés general de España. Precepto sobre el que el Constitucional se pronunció declarando su constitucionalidad. Lo que hace el anteproyecto de ley es habilitar al ministro para que, si una entidad local dicta un acto que afecta a la integridad del litoral, éste pueda dar instrucciones al delegado de Gobierno para suspender inmediatamente el acto e impedir la consumación de una ilegalidad.

-Está usted rodeado de fuegos…

-Yo no estoy rodeado de fuegos pero tengo un importante despliegue de medios aéreos y de brigadas forestales helitransportadas a disposición de las comunidades autónomas, las responsables de las políticas forestales y de prevención y extinción de incendios, para colaborar con ellas. Los medios del Ministerio han sido claves para la extinción de los grandes incendios junto con la Unidad de Emergencias Militares.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios