La izquierda recupera terreno electoral en las municipales chilenas

  • La oposición a Piñera gana unos comicios en los que la abstención superó el 60%

El presidente chileno, Sebastián Piñera, planea remodelar su gabinete tras la derrota que el oficialismo sufrió ayer en las elecciones municipales, en las que la oposición levantó el vuelo a un año de los comicios parlamentarios y presidenciales.

El portavoz del Gobierno, Andrés Chadwick, anunció que el mandatario cambiará su equipo antes del 11 de noviembre para reemplazar a los ministros que quieran optar al Parlamento, aunque también podría incluir a aquellos con ambiciones presidenciales.

La otra gran protagonista fue la elevada abstención, que llegó al 59 %, en el estreno del sistema de inscripción automática y voto voluntario. Sólo cinco millones y medio de chilenos acudieron a las urnas, de los más de trece que podían hacerlo.

"Espero que todos hagamos un acto de reflexión, porque una democracia en la que no participa la inmensa mayoría empieza a perder fuerza y legitimidad", declaró Piñera en un acto público en el que no se refirió a los resultados.

Según el último cómputo conocido, con un 95,94 % de las mesas escrutadas, la gobernante Coalición por el Cambio logró un 37,47% de los sufragios en las elecciones de concejales, frente a un 43,10 % de la oposición de centroizquierda.

La derrota del oficialismo se escenificó en la pérdida de municipios clave, incluido el de Concepción, el segundo de Chile, y varios de la capital, como Santiago Centro, Providencia, Ñuñoa, La Reina, Recoleta, Huechuraba e Independencia.

En la comunidad de Ñuñoa dio la sorpresa Maya Fernández Allende, nieta del ex presidente Salvador Allende que murió durante el golpe de Estado de Augusto Pinochet en 1973.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios