Misericordina

Eduardo Martín Clemens

Compartir la Cruz

Inseparable es el Jesús histórico del Cristo de la fe. Inclinar la balanza hacia un lado u otro no ayuda al creyente a sentir la pasión, doliéndose con Cristo, el Señor, dolorido a quien confesamos como verdadero Hombre y verdadero Dios sabiendo que tiene como misión completar en su carne lo que falta a esa pasión de Cristo. Y así, su dolor y el del mundo se encuentran en el viacrucis de la historia.

Para completar en mi vida la pasión de Cristo es preciso que me una a ella. Debo estar con Él y completar en mí el sacrificio de Salvación. Y esta realidad no puede estar ajena a la prolongación de la pasión que se está viviendo en el mundo. El presidente Trump levanta muros, Palestina los amplía, Ceuta y Melilla ponen trampas en las que mueren inocentes cuyo delito es querer sobrevivir. Ese viernes santo no es ajeno al Viernes Santo primero de la historia. Ignorar el cuerpo del crucificado en la cruz limitándonos a una compasión del mundo horizontalista daña nuestra fe y hace imposible que la evangelización nos cale y rompa el alma de dolor. Por otra parte, quedarnos en un verticalismo espiritualizante, sin que nos salpiquen las cruces a las que están sometidos millones de cristos actuales, es esconder la consecuencia de la Encarnación y su prolongación en nuestras vidas. Disociar la pasión de Cristo de la pasión del mundo es una estafa para la propia esencia cristiana.

Por eso hoy dirigimos el corazón hacia Palestina, la tierra de los acontecimientos salvíficos, y nos revestimos de los dolores de los que esperan, en estas tierras acomodadas, que una Iglesia samaritana les tienda la mano y enjugue sus rostros muchas veces ya ni siquiera ensangrentados porque llegamos tarde y también han muerto como su Señor. Dichoso el árbol de la Cruz que nos trajo la salvación en Cristo y dichosos los compasivos y misericordiosos porque ahondaron y dieron el paso de ser devotos a ser discípulos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios