La salud es lo que importa

Dr. bartolomé beltrán

Desestigmatizar la gota

Si el ácido úrico es alto, se deben limitar la toma de alimentos ricos en purinas

A pesar de ser conocida como la enfermedad de reyes por estar asociada al consumo de alcohol y a otros hábitos de vida poco saludables, según el estudio de investigación La percepción de la gota en España, realizado por Grünenthal y la Liga Reumatológica Española (LIRE), el 43% de los españoles no consideran la gota como una enfermedad. La Sociedad Española de Reumatología (SER) define la gota como una enfermedad ocasionada por el depósito de cristales de ácido úrico en el interior de las articulaciones produciendo episodios de inflamación que se caracterizan por la aparición de dolor brusco, hinchazón, enrojecimiento, gran sensibilidad al tacto y aumento de la temperatura de la articulación o articulaciones afectadas. Normalmente afecta sobre todo a hombres adultos y mujeres posmenopáusicas.

Las falsas creencias que rodean a esta patología han quedado de manifiesto en los resultados de este estudio como el alto porcentaje, de un 42% de la población, que piensa que la gota es incurable o desconoce si lo es o no, un porcentaje que asciende a más de la mitad entre los españoles de 30-34 años. Lo que sí es cierto, según la SER, es que en ocasiones existe un retraso en el diagnóstico y tratamiento. A muchos pacientes con gota se les sigue estigmatizando por tener esta enfermedad, asumiendo que todos hacen excesos en alimentación o bebidas, cuando no siempre es así. De hecho, explica el doctor Enrique Calvo, reumatólogo del Hospital Universitario HM Sanchinarro, "hasta un 30% de los pacientes gotosos son personas jóvenes, delgadas, hacen deporte y se cuidan, padeciéndola en ocasiones varios miembros de la misma familia. Y se sabe que en el 90% de casos la gota se debe a un fallo en la eliminación renal del ácido úrico, por lo que, aunque la alimentación pueda tener una cierta influencia, no es el factor más importante".

En la actualidad existen tratamientos muy eficaces que resuelven los ataques con rapidez. El tratamiento se basa en la administración de un antiinflamatorio no esteroideo, colchicina o ambos, a dosis descendentes durante varios días hasta el cese total de los síntomas. Y es más eficaz cuanto antes se inicie. Si el ácido úrico en la sangre está alto y no han aparecido síntomas se debe limitar la toma de alimentos ricos en purinas y corregir la obesidad y la hipertensión si están presentes. Sólo cuando las cifras de ácido úrico en la sangre son muy altas se recomienda tratamiento con fármacos.

Un dato curioso que recoge el estudio es que los canarios y los valencianos son los más concienciados sobre las consecuencias de la gota a largo plazo, según la segmentación realizada por comunidades autónomas en la investigación. En el caso de Canarias, el 57,3% de la población reconoce que influye en la pérdida de la calidad de vida, un porcentaje bajo, pero algo superior al 49,4% de media nacional.

En definitiva, los resultados demuestran, según los expertos, la necesidad de crear más concienciación sobre una enfermedad que aumenta hasta dos veces el riesgo de mortalidad prematura cuando no está controlada. Seguro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios