Crónica personal

Pilar cernuda

Desde Rusia sin amor

Putin está dejando en una nimiedad aquella operación de película que resolvió con su habitual eficacia el mejor 007, Sean Connery. El presidente ruso hace como que se indigna cuando se acusa a los rusos de injerencia en el escenario mundial, pero algo hay.

Cualquiera que siga a los independentistas catalanes llega a la conclusión de que manejan abultadas cantidades de dinero que sale de alguna parte no controlada, que han recibido apoyos internacionales de personajes de dudosa trayectoria que suelen aparecer en escenarios confusos, que cuentan con una infraestructura de movilización de masas que se sale de lo corriente, así como de propaganda que no se monta en cuatro días.

En las últimas semanas han aparecido informaciones que confirman que hay injerencia rusa en la causa independentista o, al menos, siembran dudas sobre la limpieza del procés, hoy de capa caída por la debilidad de la mayoría de sus promotores, que demostraron escasa valentía al ser alcanzados por el largo brazo de la Justicia.

Pero es evidente que los agentes exteriores han tenido un papel fundamental en la crisis más grave de España en sus 40 años de democracia, promovida para tratar de desestabilizar un país que empezaba a tener un papel relevante en la UE, institución que muchos querrían ver muerta o debilitada.

Los servicios de información han detectado millones de correos puestos en circulación por miles de hackers que se han ocupado de distribuir informaciones sobre Cataluña para colaborar con los independentistas.

La causa independentista encandiló a millones de catalanes de buena fe, sin ninguna duda. Pero también esa causa ha sido potenciada, multiplicada y fortalecida desde el exterior con objetivos que no se le escapan a nadie. Probablemente sin conocimiento de Puigdemont, Junqueras y Romeva, que jamás asumirían que necesitaban ese tipo de ayuda para su causa. Pero los hechos son tozudos: desde Rusia no llegó amor, sino expertos en desestabilizar un país serio.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios