Estoy harto

Pido al ministro del Interior que, además de ir al Pregón, nos explique los hechos

Sí, estoy harto de que me digan que la Madrugada se la han cargado cuatro niñatos. Hay que alzar la voz con claridad y rotundidad, la ciudad debe reaccionar cuando nos intentan vender que hay unos cuantos detenidos a los que se debe todo lo desagradable que ha pasado. El gobierno local intentó en 2015 ocultar los hechos y ahora, con un gobierno distinto en la ciudad, exigimos que se nos diga qué ha pasado. Yo agradezco mucho, por ejemplo, que el ministro del Interior venga al Pregón de la Semana Santa y que lo veamos con asiduidad por Sevilla, eso es una suerte, pero también le pido que nos aclare algo de lo que ha pasado desde su posición de responsable de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y teniendo en cuenta también su experiencia como alcalde.

He vivido en directo todas las Madrugadas con altercados y repito: estoy harto. En esta última he pasado verdadero susto, a pesar de estar en un balcón donde sabía que no me iba a ocurrir nada. No quiero que me tomen más el pelo contándome que hay cuatro detenidos. Aquí hay una mente superior que orquesta todo, alguien muy maquiavélico. Esto no ha sido obra de cuatro.

Al margen de la cuestión religiosa, para mí fundamental, hay que destacar que está en juego buena parte de la economía de la ciudad, el pan de mucha gente, pero aquí nadie pega un manotazo en la mesa. Tengo ya 50 años y recuerdo que hace ya tiempo que la Madrugada dejó ser el agosto de muchos establecimientos de hostelería. Antes esa noche era una oportunidad de negocio espléndida, ahora es difícil encontrar un sitio donde tomar café, lo cual prueba el nivel de degradación que se ha alcanzado. Muchos hosteleros prefieren cerrar en la Madrugada porque, sencillamente, no les compensa.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios