La esquina

josé / aguilar

Aguayo se sincera

LA consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, se cargó ayer en Canal Sur la estrategia de la Junta de Andalucía en el escándalo de los ERE fraudulentos que están costando tanto a las arcas públicas y a la credibilidad del PSOE andaluz, de Chaves y de Griñán.

La comisión parlamentaria que investigó el caso fracasó en parte por el maximalismo del PP y en parte por la cerrazón de los socialistas, que se negaron a asumir el mínimo de responsabilidad política por los hechos que sus socios de IU habían fijado, con toda lógica, en los dos consejeros de Empleo bajo cuyos mandatos la trama del saqueo funcionó, sin despeinarse, durante diez años: José Antonio Viera y Antonio Fernández, este último imputado por la juez Alaya y en libertad bajo fianza tras unos meses de prisión provisional.

Así quedaron las cosas en el plano político: el PSOE atribuyó toda la responsabilidad al ex director general Guerrero, que ha vuelto a la cárcel, y de esa frontera no se ha movido ni siquiera el presidente Griñán en su comparecencia del miércoles pasado. Hasta ayer. Ayer la consejera de Hacienda cambió el discurso: Viera y Fernández "tienen responsabilidad política, sin duda, porque son los responsables de esa Consejería durante ese tiempo", dijo. Vamos, que como mínimo no vigilaron las andanzas de Guerrero y Lanzas, los intrusos y las sobrecomisiones, que ocurrieron durante sus respectivas guardias.

Hay que tener en cuenta que Aguayo es persona de la máxima confianza de José Antonio Griñán y que ya le había echado un capotazo a su jefe cuando admitió que no le había trasladado a éste -consejero de Hacienda- los numerosos avisos de la Intervención General de la Junta sobre que Empleo no estaba tramitando las ayudas a los ERE con el procedimiento legal establecido. Los recibió ella y ayer volvió a decir que se trataba de diferencias de interpretación contable, pero sin menoscabo de fondos públicos ni signos de fraude, que es lo que la hubiera obligado a actuar.

La sinceridad de la consejera de Hacienda ha dejado a los pies de los caballos a sus ex compañeros Viera y Fernández y ha derruido los muros de defensa política del PSOE de Andalucía. ¿Sería exagerado o arbitrario pensar que ha sido el propio Griñán el inspirador de las declaraciones de Aguayo y le ha mandado abrir una vía que él no ha querido abrir por sí mismo? Estoy por afirmar que no, aunque datos no tengo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios