El parqué

Pablo Cumella

Alemania no es suficiente

EL Íbex cerró la sesión de ayer con una caída del 0,64% que le situó en los 10.275,8 puntos, arrastrado por las dudas sobra la economía, que disparó además la prima de riesgo de los bonos españoles a diez años respecto al bund alemán hasta los 187 puntos básicos, lo que supone el diferencial más elevado entre ambos desde hace un mes.

La incertidumbre sobre la solidez de la recuperación económica en los países de la periferia del euro en la segunda mitad del año, así como la decepcionante demanda recibida en la última subasta de deuda a 5 y 15 años en Italia volvieron a generar inquietud en el mercado de deuda, que se extendió al resto de los mercados.

Los datos sobre el crecimiento de la economía de la zona euro, que experimentó entre abril y junio un avance de un punto porcentual respecto al primer trimestre del año, no motivó a los inversores, ya que España se sitúa a la cola del crecimiento. El mercado español registró la mayor caída de las principales plazas europeas. Fráncfort cerró con un descenso del 0,40%, mientras París cedió un 0,28%.

Los valores más castigados en el Íbex fueron Gamesa (-4,78%), Bankinter (-2,05%), Banco Santander (-1,93%), Banco Popular (-1,75%), Endesa y Abengoa (-1,62%), Banesto (-1,37%), Banco Sabadell (-1,26%) y BBVA (-1,24%). Repsol se dejó un 0,22%.

En el lado de las subidas se colocaron Iberia (+1,60%), Sacyr Vallermoso (+1,14%), Telecinco (+0,87%), Técnicas Reunidas (+0,78%), Iberdrola Renovables (+0,42%), Inditex (+0,34%) y Telefónica (+0,26%). La subida de la operadora española permitió al selectivo mitigar su decenos.

En el mercado de divisas, el euro perdió posiciones frente al dólar, y al cierre de la sesión bursátil el cambio entre las dos monedas quedó fijado en 1,2766 unidades.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios