PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Aula Magna de todos

LAS universidades andaluzas quieren interiorizar en sus prácticas de gobierno la responsabilidad social corporativa, ese concepto que tanto se usa porque es más cómodo proclamarlo que realizarlo. En la Olavide se organizó esta semana un cónclave con representantes universitarios y de estamentos sociales para propiciar la lluvia de ideas que encamine hacia la elaboración del respectivo código de actuación. Quiero compartir con ustedes la que me parece una de las tareas más urgentes: la amortización social, gracias a internet y a procedimientos técnicos que son hoy de dominio común, del cúmulo de saberes y actividades en los campus.

En universidades como las sevillanas, se invierte mucho tiempo y dinero en organizar jornadas, simposios, cursos de verano y congresos de los temas más variados, desde la política de Defensa al barroco iberoamericano, desde la mediación familiar a la enseñanza de idiomas. Son centenares de ponentes, muchos viajando expresamente a Sevilla para participar durante una o dos horas. La relación inversión-escuchantes es mala si todo nace y muere en un aula. Pero sería formidable el aprovechamiento de lo que se dice en una universidad sevillana si es norma inexcusable que todos los ponentes de esas jornadas le aportaran a los organizadores un documento en pdf, en powerpoint o en otro formato informático para que, al término de esas jornadas, se colgaran en la web de la universidad y pasaran al acervo común de internet, donde uno puede encontrar la biblia en pasta y en swahili.

Estos modos de compartir el conocimiento y las experiencias, con textos y grabaciones, son de uso cotidiano en foros y mesas redondas con participación de internautas. Creánme, esto en muchos departamentos universitarios todavía es como hablarles de ciencia ficción. Por impericia tecnológica, por inercias desfasadas y porque forman parte de un modo endogámico de vivir la universidad que no entiende la universalidad.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios