desde mi córner

Luis Carlos Peris

Balón de Oro y daños colaterales

Desde el momento que se supo que Casillas anteponía a Sergio Ramos, las críticas al portero se acentuaron

SÓLO le faltaba a Iker Casillas poner a Sergio Ramos por delante de Cristiano en su votación por el Balón de Oro para que le caiga la del pulpo. Los más punzantes ven en esta decisión del portero como un ladrillazo en plena testa de Mourinho. El entrenador luso no deja de hacer campaña para que el áureo balón vaya a la vitrina de su compatriota Cristiano y va el portero del equipo y elige a otro. Afortunadamente, Sergio también es del Madrid, pues a imaginar la que se hubiera formado si Iker hace lo que posiblemente le hubiese apetecido, votar a Xavi, su amigo del alma desde que ambos lograron aquel Mundial juvenil en Nigeria.

Es esta decisión la comidilla diaria en esos cenáculos donde creen que manejan el fútbol y los errores del portero se magnifican más desde el mismo momento en que se supo qué votaba para el puñetero Balón de Oro. Se le ataca de forma inmisericorde y lo que más llama la atención es esa especie de síndrome de Estocolmo que algunos tribuletes tienen ante el insultante sectarismo del clan portugués, que es un clan con todos sus avíos y con representantes en todos los estamentos, desde el apoderado que lleva a todos ellos, pasando por el cuerpo técnico y acabando en esos jugadores que tienen a la gomina de Cristiano Ronaldo en lo más alto del pedestal.

Sin embargo se ve lógica esta campaña de apoyo desmedido a Cristiano cuando hay otros futbolistas en ese vestuario que también andan en las quinielas del baloncito. Y digo yo que si Cristiano está triste porque Iker no le pone en primer lugar, qué será lo que piensa el considerado mejor portero del mundo sobre la falta de apoyo que recibe de su propio club para dicho galardón. Nunca como en este curso, el Balón de Oro ha sido tan manzana de la discordia y no sería de extrañar que estos preliminares tan adelantados y cansinos ocasionen algunos daños colaterales. Por lo pronto, elsegundo gol del Dortmund no hubiera ocasionado críticas tan acerbas para Iker.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios