Con la venia

Manuel / García / Fernández

Blasco Garzón

Aveces la historia de nuestras hermandades nos sorprende con cofrades singulares que la fragilidad de la memoria más reciente había silenciado por motivos ajenos a las propias cofradías. Éste es el caso de don Manuel Blasco Garzón (1885-1954), destacado político sevillano, liberal y republicano. Abogado de prestigio entre las clases más populares. Entre 1923 y 1925 fue presidente de Sevilla FC. En 1927, como presidente del Ateneo de Sevilla, sería el promotor del célebre encuentro de jóvenes poetas españoles que más tarde darían lugar a la llamada Generación del 27.

Por estos años don Manuel Blasco Garzón era ya hermano de Jesús Nazareno y realizaba estación de penitencia con una bocina en el paso del Señor, según consta en la lista de la cofradía. Proclamada la II Republica Española, consigue escaño por Sevilla en las Cortes de Madrid y defiende ante los gobiernos radicales republicanos no sólo la Semana Santa de su ciudad, sino a las hermandades y a las personas humildes que sobrevivían de ella. Por estos años fue también director de la Academia de Buenas Letras. En 1936, durante el régimen del Frente Popular, llegó a ser ministro de Comunicaciones y Marina Mercante, pasando luego a serlo de Justicia y después, ya en plena Guerra Civil, embajador plenipotenciario de la Republica Española en Argentina.

Por su pública condición de hermano de Jesús Nazareno sufrió las injurias de muchos políticos que condenaron abiertamente que un ministro del Frente Popular fuese no sólo hermano de una cofradía de la Madrugada de Sevilla sino que frecuentemente saliera incluso de nazareno. Conocemos por el diario Abc del 11 de abril de 1936 que Blasco Garzón llegó desde Madrid en coche con la intención de "haber salido de nazareno en la Hermandad del Silencio, como ya lo ha hecho en otras ocasiones, pero por haber retrasado su llegada, no lo realizó". Exiliado de España en Montevideo y condenado por republicano alguien -no sabemos quien- siguió pagando su cuota de hermano en el Silencio hasta 1940.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios