La fachada de la Catedral que da a la Avenida y cuyas piedras tanto sufrieron por la contaminación de los vehículos que por allí transitaban, ofrece, una vez retirados los andamios un aspecto nuevo. En esta sección podemos comparar perfectamente lo que era y lo que es ahora.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios