La ventana

Luis Carlos Peris

Convendría escuchar al padre de Marta

DUELE el alma cómo, a punto de cumplirse los siete meses de la desaparición de Marta del Castillo, todo está como estaba entonces y, peor aún, con la enorme carga de desesperanza por un cuerpo que no aparece. Pasado mañana se cumplen los siete meses de aquel malhadado día de San Francisco de Sales en que Marta ya no volvió a casa. Muchos palos de ciego y muchas embestidas a la muleta que presentan esos cuatro niñatos que llevan a la autoridad de costero a costero y sin saber a qué atenerse. Lógicamente, el paso de los días, numerosísimos días, ha ido arrumbando el caso hacia los desvanes mediáticos y únicamente cabría desear que no ocurra lo mismo en el orden de preferencias de los investigadores, instructores, demás parientes y afectos. Siete meses ya, el padre se teme que haya más gente detrás y tengamos en cuenta que el padre casi siempre fue un poco el adelantado de la cosa. Siete meses...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios