PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Conventos para alumnos

EL mayor atasco de esta semana en Sevilla es la lucha de miles de jóvenes, menores o mayores de edad, por coger una silla en cualquier biblioteca o sala de lectura. Tienen que estudiar, sea para la Selectividad, para los exámenes de facultad, para las oposiciones. Y al parecer no pueden hacerlo en sus domicilios. Es tal la presión, que ha provocado un conflicto contra natura entre las universidades para impedir que los alumnos de una colapsen la otra.

Habrá que recordar lo obvio. Las bibliotecas son lugares de trabajo e investigación para manejar sus libros, leérselos y tomar notas, no pabellones de estudio en los que guarecerse en su ambiente de silencio para aprenderse los apuntes que ya lleva uno desde casa. Mola más estar en un ambiente juvenil como el resto del curso que vivir los estertores de la primavera al lado de papá. Pero estudiar se hace mucho mejor a solas.

Si estuviéramos en la Sevilla de hace 80 ó 60 años, con las familias arracimadas en infraviviendas, entendería perfectamente la necesidad de huir del hogar para concentrarse en el estudio. Pero en la Sevilla de 2009 el espacio, el bienestar y los mimos que gozan los niños y jóvenes en la vivienda no podía ni soñarlos Severo Ochoa cuando hizo el bachillerato en el San Isidoro. Siempre habrá excepciones, pero la inmensa mayoría de los jóvenes puede estudiar perfectamente en su casa. Siempre y cuando desconecte su televisor, su mp3, su teléfono, su de todo. Y se tomen en serio esforzarse, que es la madre de todos los problemas.

Si la cuestión es habilitarles espacios masivos porque sólo clavan los codos si es codo con codo, que les dejen concentrarse en el Estadio de la Cartuja, a elegir entre butaca de aula magna o césped de campus. Y si no es suficiente, otra idea: a cambio de un donativo a las monjas, que les dejen estudiar en el silencio de los claustros de conventos: Santa Paula, San Leandro... Ya sabe Urbanismo el uso que le puede dar a Santa Inés: Museo Vivo del Estudiante.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios