Las dos orillas

José Joaquín León

Corazonada olímpica

VIENDO lo que han montado esta semana con la candidatura de Madrid 2016, se comprende mejor el fracaso del sueño olímpico de Sevilla. A los principales promotores de la candidatura, como el entonces alcalde, Alejandro Rojas-Marcos, y a Enrique Moreno de la Cova, les dieron coba. Viendo lo que se ha organizado esta semana en Madrid, con la visita de 13 miembros del Comité Olímpico Internacional para evaluar las instalaciones, se entiende mejor por qué las candidaturas de Sevilla 2004 y Sevilla 2008 estuvieron condenadas al fracaso, hasta que el Comité Olímpico Español se quitó la careta y optó por Madrid 2012, en detrimento de Sevilla 2012. Ahí quedó la utopía.

-Sevilla, sin un Metro en condiciones, tenía pocas posibilidades.

Y ahora, con un Metro vistoso, pero que no reúne las condiciones para el transporte en una gran ciudad, tendría las mismas posibilidades: ninguna. El alcalde Monteseirín mandó el sueño olímpico a paseo por el carril bici. Sevilla era un estorbo para Madrid. Sólo servía para impedir que la capital cumpliera sus sueños de grandezas. No van a ser menos que Barcelona, hasta ahí podíamos llegar.

La diferencia de trato ha sido reveladora. Cuando vinieron los del COI a Sevilla para evaluar las instalaciones, aquí el personal se dedicó a cachondearse del grupito, y a decir que el señor Thomas Bach, entonces jefe de la expedición olímpica y actual vicepresidente del COI, venía como un turista a cuerpo de rey. En Madrid, sin embargo, ha sido el Rey verdadero, don Juan Carlos, quien ha ofrecido una recepción con almuerzo de despedida a la expedición, en el mismísimo Palacio Real.

Aquí se dijo que el dinero malgastado en la candidatura olímpica se debió invertir en las necesidades de nuestros barrios periféricos. Hubiera sido mejor invitar a los del COI a un cartucho de pescao frito en la Puerta la Carne, o en Triana, para que disfrutaran del tipismo local. Pero como en Madrid no hay barrios con necesidades, ni chabolas en el extrarradio, ni menesterosos tirados por las calles, se pueden permitir esos lujos, mientras en el resto de España y la Humanidad ponen su logotipo de la manita olímpica en la portada de los diarios. Y así es normal que el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, del PSOE, se haga fotitos cariñosas junto al alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, del PP, y la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, del otro sector del PP. Todos se llevan según ya se sabe, pero se han unido para este caso de Madrid 2016. Ellos tienen una corazonada…

Aquí tuvimos el corazón de Amo Sevilla. También había otra manita, por cierto. Y el alcalde Gallardón dice que organizarán "los Juegos de las personas". ¿A qué les suena esta corazonada?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios