PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Deseando la Navidad

LA Cuaresma belenística ya ha dado comienzo. La Feria del Belén se aposenta en la Plaza de San Francisco cuarenta días antes del que conmemora la Navidad. En el Pasaje Francisco Molina ya está montando Cajasol su belén. Callejeo a diario y me da la impresión de que este año hay mucha más gente que desea darle cuerda al reloj del calendario para que cuanto antes sea Navidad. El otoño de la crisis está siendo un calvario siempre a peor y se busca un tiempo de tregua en el que todos los problemas consistan en decidir qué se le regala a la suegra o en casa de quién se toman las uvas. El escapismo está servido por la tendencia humana de proyectarse a través de la nostalgia y de los deseos. Repongan ¡Qué bello es vivir! y harán gratis una lacrimogéna terapia de grupo sin necesidad de enseñar la visa en la consulta del psicólogo.

La Navidad es la meta para pedir asilo por parte de quienes temen un expediente de regulación de empleo. Confían en que llegar a esas fechas sin haberse caído del cartel es señal de que se pueden salvar de la quema. Aserto basado en una presunción: está feo despedir en fechas tan entrañables. Eso les llevará a otra cuenta atrás: pedirle al reloj que no marque las horas con el fin de seguir instalados en la Navidad como refugio ante la amenazante cuesta de enero, en la que se acaba el hechizo y todos vuelven a ser calabazas bajo la espada de Damocles del ejecutivo de turno. Porque en cuestión de diseñar el adelgazamiento de plantillas y el envío a la cola del Inem no hay plan de igualdad ni paridad: masculinidad sí o sí.

Deseando la Navidad y poniéndole una vela a Papá Noel y otra a los Reyes Magos están los sectores comerciales hartos de quitarles el polvo a los artículos que no venden sin reclamo semejante. Lo mismo le ocurre a los restaurantes que confían en las comidas y cenas de compañeros de trabajo para cuadrar el presupuesto. Pero a ver quién reserva fecha y mesa ignorando cuántos van a seguir siendo compañeros con trabajo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios