Se siguen utilizando a menudo frases como "no se vende un duro" y "no vales un duro". Y se siguen usando carteles como éste para anunciar la venta de artículos baratos. Y es que en el habla y la escritura del día a día todavía no ha desaparecido la peseta.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios