bICHEO POR LA TDT

Gema Amil

Embargos: matones contra morosos

Ala hora del almuerzo la mayoría de los españoles optan por ver el telediario para enterarse de las noticias del día. También de la información meteorológica; como si el chaparrón que nos está cayendo no fuera ya lo suficientemente grande. Lo cierto es que, ultimamente, me pregunto qué sentido tiene ver los informativos a la hora de comer cuando al final te quitan el apetito. Recortes, crisis, paro y desahucios copan los titulares, y al final, por muy bien que me haya ido la mañana, me acabo viniendo abajo, como la gaseosa, pensando en qué pasará mañana. Aquí sí. Ojalá la cuestión fuera si hará sol o nubes. Nubarrones más bien. Las imágenes de familias desahuciadas entre lágrimas y altercados con la policía inundan nuestro televisor cada día como si de una pesadilla se tratase. Un drama, un auténtico drama.

Por ello, nos llama especialmente la atención que mientras David Cantero e Isabel Jiménez de informativos Telecinco nos hablan de otra familia más en la calle, otro canal de Mediaset, Energy, esté emitiendo un show con el drama de aquellos que no tienen con qué pagar sus facturas. Sí, hablamos de Embargo por sorpresa (también conocido como Operation Repo). A ver, en Estados Unidos son así. Son capaces de hacer espectáculo con algo tan íntimo y personal como que alguien le quite sus pertenencias. El docurreality producido por Give Rouched está protagonizado por una panda un tanto peculiar, con una estética susceptible de crítica, y violenta; como si los morosos a los que persiguen fueran timadores profesionales o personas sin moral. Tipos malotes, de mal carácter, que llegan a tu domicilio con su grúa y te arrebatan, entre insultos y una agresividad un tanto controvertida, lo tuyo. Nada detiene a este equipo encabezado por Louis Pizarro, el jefe de operaciones.

Para muchos este programa es una auténtica garrulada y para otros un espacio con el echarte unas risas. Entretenimiento al fin y al cabo. Para la mayoría un montaje, porque tanta agresivad no está para nada justificada. Embargo por sorpresa reconstruye casos basados en hechos reales, a lo De buena ley, y se lo toman muy en serio. Lo más triste de todo es que la realidad siempre supera a la ficción. Y que los embargos y los desahucios se están convirtiendo en lo más parecido a un show. Un espectáculo mediático con las miserias de los demás. Menudo nubarrón.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios