Ayer vivimos otra mañana muy sevillana en los alrededores de la Catedral, gran gentío formando largas colas para visitar el cuerpo incorrupto del rey San Fernando y más tarde desfile por los alrededores de una compañía del Ejército que le había rendido honores.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios