La ciudad y los días

carlos / colón

Importancia de la Madrugada

LA importancia histórica de la Madrugada es objetivamente indiscutible: es la obra de corporaciones creadas en 1340, 1431, 1481, 1595, 1753 y 1886 que, en los dos casos más antiguos, procesionan en ella desde el siglo XIV y el XVII, produciéndose las incorporaciones más recientes a ella en 1845, 1881 y 1896, quedando fijado desde esa fecha el orden actual con la excepción de la concordia que permutó el lugar de dos de las hermandades en 1903 (dejo aparte cuestiones de fuentes documentales, pleitos y refundaciones que aquí no caben).

La importancia patrimonial de la Madrugada es objetivamente indiscutible: imágenes, pasos, bordados y orfebrerías de entre los siglos XVII y XX debidos a Juan de Mesa, Francisco de Ocampo, Antonio Gijón, Juan Manuel Rodríguez Ojeda o Cayetano González.

Su importancia devocional y sentimental es objetivamente indiscutible: baste decir los nombres de Jesús del Gran Poder y Esperanza Macarena.

La importancia en número de nazarenos, hermanos y devotos es objetivamente indiscutible: a ella pertenecen las dos cofradías con mayor número de nazarenos, las cuatro hermandades con mayor número de hermanos y las dos imágenes con mayor número de devotos. Las cofradías y hermandades de la Madrugada suman 10.718 participantes, unos 45.000 hermanos y muchísimos más devotos.

Luego, por razones objetivamente históricas, patrimoniales, devocionales y participativas la Madrugada del Viernes Santo es la cumbre de la Semana Santa de Sevilla, que a su vez es la creación artística, la expresión cultural, la manifestación religiosa y la creadora de tejido social integrador más importante de esta ciudad no histórica y artísticamente irrelevante llamada Sevilla en la que esta fiesta, sumen a los argumentos anteriores este dato, tiene un impacto económico estimado en 240 millones (1,22% del PIB).

Por ello, aunque la torpeza de algunos actores que intervienen en su reordenamiento dé pie a chistes sobre la desmedida importancia que se da a estas cosas, la que quienes intervienen en ellas se dan a ellos mismos o la que los medios les prestan, la verdad es que la cuestión es importante por afectar al buen orden de la cumbre de la manifestación con más valores históricos, artísticos, devocionales, emocionales y sociales que Sevilla haya creado. Esperemos, por ello, que los actores estén a la altura de lo que la Madrugada representa.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios