PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Inversiones más allá de la crisis

LAS crisis siempre cogen a la mayoría con el paso cambiado y con las inversiones en marcha para ejecutar lo aprobado cuando bajo el parasol del optimismo. En ese ten con ten entre lo coyuntural y lo estructural, Leroy Merlin acaba de crear 200 puestos de trabajo en Alcalá de Guadaíra al inaugurar su segundo establecimiento en el área metropolitana de Sevilla, con una inversión de 25 millones de euros. Una magnífica noticia a contracorriente del adelgazamiento generalizado de las plantillas. Al ser una multinacional, Leroy Merlin tiene más capacidad de aguante si en España la crisis persiste más de la cuenta y la morosidad se adueña del ambiente.

De las crisis se sale. Es la frase de moda tanto en los discursos de Zapatero como en los de Rajoy, es el objeto de discusión en los consejos de dirección de las empresas. Porque todas van a salir, pero la clave está en el según y cómo: unas por la puerta grande, otras con cirugía sin anestesia y otras con los pies por delante.

Cuando transite junto a la plaza de la Encarnación puede reflexionar sobre esto. El proyecto Metropol Parasol se diseñó cuando el sector comercial era Jauja. Su construcción va a ritmo lento y ya ha quemado promesas de fechas de inauguración anteriores al desinflamiento de la burbuja española. Cabe augurar que la nueva Encarnación no será dominio público hasta 2010. No hay mal que por bien no venga, dirán algunos, porque el Parasol causa baja en el derbi de la crisis por no presentarse a tiempo.

Su puesta en valor está ligada a decisiones que han de tomar numerosas firmas comerciales que compiten entre sí en la moda, los complementos o la alimentación. Dicen los mejores analistas, que aciertan a fuerza de rectificar, que en 2010 empezaremos a remontar la senda de un crecimiento económico que ahora cae a plomo. Pero quienes cierren los acuerdos para apostar por la Encarnación a precio de milla de oro habrán de hacerlo antes bajo un contexto de pesimismos superpuestos. Como todo negocio, se plantea en función de unas expectativas. Y sólo en las grandes empresas hay músculo y estrategia para ver más allá del año que viene. Las pymes están colgadas de la brocha y no tienen más expectativas que ahorrarse el batacazo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios