Cosas que pasan

Ricardo Castillejo / Rcastillejo@grupojoly.com

Isabel salede casa

PEOR que "don Erre que erre", sigo en mi empeño de acceder a Isabel Pantoja para poder charlar con ella acerca de lo divino, lo humano y hasta lo inhumano. Eso que han hecho con la artista desde ciertos programas de desinformación en los que se la ha vapuleado hasta más no poder. Por eso es normal que, traspasados todos los límites, Isabel haya puesto el suyo en la puerta de su casa donde, de ese punto al interior, pocos son los que traspasan el umbral.

La sevillana no está para nada ni para nadie pero nobleza obliga y, como actual "reina de la copla" que ella es, debe seguir ejerciendo la potestad en sus territorios. Para eso, después de cerrar su gira en la Feria del Rosario de Fuengirola, el pasado mes de octubre, Isabel reaparecerá mañana y pasado en el Palau de la Música de Valencia. Allí, cada uno de esos días a las nueve de la noche, ofrecerá sendos conciertos con los que, de nuevo, vuelve a la carretera.

Muy afectada por los acontecimientos de estos últimos tiempos, me cuentan que la cantante sigue inmersa en la que es una de las peores etapas de su vida y que, en caso de que fuera necesario, se pondrá en manos de los especialistas adecuados que la ayuden a salir del bache. Es lo que trae haber sido machacada a diestro y siniestro mientras, gran parte de lo que tanto has tardado en construir, se derrumba a tu alrededor. Sin un nuevo disco aún sobre el que trabajar, Isabel se limitará a cumplir los compromisos que vaya adquiriendo y que, por lo pronto, apuntan -aunque no esté confirmado- a posibles conciertos en Madrid, el mes que viene, y en Barcelona, para abril.

Me acuerdo de esta mujer un día después de celebrar el centenario del nacimiento de Rafael de León, gran poeta responsable de la mayoría de los mejores títulos de la canción española y padrino de las grandes del género. De hecho, discográficamente, él fue el compositor de las letras del primer trabajo que, en 1974, grabó la tonadillera. Lo demás, ya saben, es historia que no estaría mal recordar más para evitar caer en los mismos errores.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios