Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Mañana debería ser un gran día

Las condiciones que pone Chaparro para firmar el contrato que le ofrecen son, en su gran mayoría, obviedades

POSIBLEMENTE, quizá más que posiblemente, mañana amanezca como Día D y el presente del Betis se aclare en el apartado deportivo, que el otro no lo aclara ni Tomás Edison, el que descubrió la luz. Ese aclarado en el aspecto deportivo debe venir por la rúbrica de Paco Chaparro al pie del sustancioso contrato que en lo económico le está poniendo por delante Lopera. Ahora bien, no sólo de dinero vive el hombre y menos aún ese personaje tan espartano y austero como es el trianero. Las cosas van avanzando, pero al ritmo loperiano, que hay que ver lo que le gusta marear la perdiz y lo que le cuesta tomar una decisión.

Si mañana, lunes 2 de junio, festividad de San Marcelino mártir, Paco Chaparro estampa su firma al pie del contrato, las vibraciones en el apartado deportivo serán buenas, no óptimas, claro, pero darían pie a un optimismo que ahora brilla por su ausencia en este Betis. Decíamos hace unos días que es para tener muy en cuenta el pulso lleno de honestidad que Chaparro está librando con quien maneja la barca por el bien del todavía Real Betis Balompié. Una secretaría técnica acorde con las exigencias de Primera División, una ciudad deportiva capaz y debidamente atendida y, sobre todo, una imagen del equipo no sólo en el campo sino en la calle muy mejorada.

No está Chaparro pleiteando con Lopera sólo por mejorar el potencial del equipo a fin de que no se dé otro curso para el sobresalto y la inquietud, sino por cuestiones que deberían ser obvias en un club de Primera División. Con Lopera nunca se sabe qué puede pasar, ni siquiera se sabe si el martes sucederá al lunes, pero es de un mérito extraordinario cómo está planteando Chaparro la negociación que libra con el hombre que aún hace y deshace. Con el Betis incrustado entre ceja y ceja, sólo el Betis importa para un hombre que ya podría haber arreglado su vida y la de su familia con sólo haber dicho ¿dónde hay que firmar? Déme ese boli, don Manuel...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios